El jurado declara culpable de asesinato al acusado de matar a un joven en la discoteca 'Enjoy'

Los otros dos jóvenes acusados quedaron absueltos

El jurado popular declaró, esta tarde, culpable de asesinato y de tenencia ilícita de armas a Nelson G.R. por matar de un disparo a un joven en el aparcamiento de la discoteca 'Enjoy' de Girona. Siete de los nueve miembros del jurado, consideraron que el principal acusado actuó con intención de acabar con la vida de la víctima, tanto por la distancia del disparo como por el lugar en el que éste impactó.

Además, el jurado consideró probado que el acusado tenía el arma casera, la 'chilena', escondida y que fue a buscarla expresamente para cometer el crimen. El juicio quedó visto para sentencia y Nelson G.R. se enfrenta ahora a una pena de hasta 14 años de prisión.

Asimismo, las cinco mujeres y los cuatro hombres que componían el jurado concluyeron que los otros dos acusados, Nelson A. y Christian O. no tramaron ningún plan con el acusado ni encubrieron el crimen, por lo que quedaron absueltos.

"Actuó por sorpresa y de forma inesperada porqué buscaba matar", sentenció el jurado, que consideró probado que Nelson G.R. mató intencionadamente a la víctima y que además lo hizo a traición. El jurado lo argumentó por la poca distancia desde la cual se disparó, porque lo consideró un acto inesperado y porque el hecho de disparar desde un coche facilitó la huida del acusado.

No obstante, el jurado aplicó tres atenuantes al procesado, ya que consideró probado que sufría un trastorno antisocial de la personalidad, que era consumidor habitual de cocaína y alcohol —lo que afectó "moderadamente" sus capacidades—, y que colaboró con la justicia al declarar que había sido el único autor del disparo. En contra, el jurado no consideró probado que Nelson G.R. disparara afectado por el miedo o porqué creyera que su vida corría peligro.

Por todos estos delitos, el fiscal pidió una pena de 14 años de cárcel —doce años y dos meses por el asesinato y un año y medio por la tenencia de armas—. Además, propuso una indemnización para la madre de la víctima de 150.000 euros. La acusación popular, se sumó a la petición del fiscal, pero además pidió 5.000 más de indemnización por el daño causado al sector del ocio nocturno.

El abogado defensor, Benet Salellas, pidió que condenaran al joven a tres años y nueve meses de prisión por el asesinato y a tres meses por la tenencia ilícita de armas. Salellas no se opuso a la indemnización para la madre del fallecido pero si rechazó la del ocio nocturno. El juicio quedó visto para sentencia.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento