El 38% de los profesores madrileños recibe amenazas de padres y alumnos

  • El 11% de los profesores fue agredido en el curso 2008-2009, según la última memoria del Defensor del Profesor.
  • Los profesores aseguran que los alumnos que les amenazan y les insultan son los mismos que lo hacen con sus compañeros de clase.

El 38% de los profesores de la comunidad de Madrid sufrió durante el pasado curso 2008-2009 amenazas y acoso por parte de padres y alumnos mientras que las agresiones se mantuvieron en la misma línea que años anteriores, suponiendo un 11% del total de llamadas, según se desprende de la última memoria del Defensor del Profesor presentada este martes.

Por primera vez, este informe elaborado por el sindicato ANPE también incluye el porcentaje de profesores que denuncian que las conductas agresivas de los alumnos son hacia su figura y hacia sus propios compañeros. En concreto, el 15% afirma que son los mismos alumnos que insultan y amenazan a este colectivo los que hacen lo mismo con sus compañeros de clase.

Según la coordinadora del Defensor, Inmaculada Suárez, estos alumnos que reciben estas conductas pueden, por esta razón, llegar a sufrir trastornos físicos y psicológicos, e incluso "verdadero miedo" de acudir al centro porque, en muchas ocasiones, "sufren en silencio". Y lo hacen, añadió, porque entienden que no se va a actuar contra estos alumnos agresores, y que se van a quedar impunes, como cuando se trata de agresiones a los profesores.

Agresiones en Primaria

Por partes, crece un punto las agresiones de alumnos a profesores (de un 8% a un 9%). Resalta en este sentido que algunas de estas agresiones (que son en su mayoría en Educación Secundaria) están empezando a aparecer en los últimos años de Primaria, como en 6º, algo que el sindicato considera "grave" y exige una "sensibilización mayor de la opinión pública".

En la misma línea, disminuyen las agresiones de los padres a un 2% (3% el curso pasado) pero aumentan el acoso y las amenazas, siendo un 20% de las denuncias en este sentido. Y es que, según la coordinadora del Defensor del Profesor, los padres ahora son mucho más "protectores" y se creen que cualquier llamada de atención a sus hijos es "algo personal".

Además, esto provoca que el propio alumno "se crezca" y aproveche distintas situaciones para enfrentar a los profesores y a sus padres y salir ganando él. En este punto, Suárez denunció que muchos padres piensan que forma parte del trabajo y del sueldo del profesor aguantar estos modales y protegen a sus hijos a costa de todo.

Así, el año pasado los profesores han tenido que enfrentarse a expresiones como "Te voy a dar una patada en los huevos", "Tú a mi hijo no le tienes que decir lo que tiene que hacer", "Te voy a denunciar por gilipollas", "Tú y yo nos vamos a ver en los tribunales", o "Te voy a dar una paliza que no te va a reconocer ni tu padre".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento