El Ayuntamiento muestra su indignación con la "postura inflexible" del Gobierno con los chiringuitos

La Concejal de Playas en el Ayuntamiento de Valencia, Lourdes Bernal, se mostró hoy "indignada" por las declaraciones de la Ministra de Medio Ambiente Rural y Marino, Elena Espinosa, y de la Vicepresidenta del Gobierno Mª Teresa Fernández de la Vega, realizadas ayer en Gandia (Valencia), por lo que considera "una postura inflexible en el cumplimiento de la Ley de Costas que va a aplicarse a los restaurantes de las playas valencianas".

Lourdes Bernal subrayó que el Ayuntamiento de Valencia "no va a aceptar que se juzgue la postura del Partido Popular haciendo alusión al alentamiento al incumplimiento de la ley", ya que el Gobierno central "ha estado incumpliendo la los últimos años, permitiendo lo que hoy quieren prohibir, y además, sin una justificación que convenza a los propios interesados".

La edil mostró su solidaridad con los afectados y su disposición a negociar con el Gobierno central, sin embargo "éste ha rechazado todas las propuestas, causando además el tremendo papelón que han hecho los representantes del PSPV en la intermediación con sus jefes, como ha destacado la concejal", lamentó.

"Es evidente que los chiringuitos no hacen mal a nadie, y es evidente que hay que regularlos valorando la situación y el caso concreto, pero los ciudadanos tienen que saber que aquello que predica el PSOE, no lo practican, es pura teoría. Los valencianos defendemos lo nuestro y por supuesto no permitimos que por ser de un color político diferente al suyo, se nos trate como ilegales", resaltó.

"Sólo tienen que darse una vuelta por las ciudades costeras gobernadas por el PSOE y ver la diferente vara de medir que se está aplicando desde este cambio de directrices que en tiempos de crisis lo único que consigue es destruir empleo, riqueza y lo que a este partido le interesa destruir, el turismo de esta Comunidad", dijo Bernal.

En este sentido, apuntó que el Gobierno socialista "ha dicho que no se puede gobernar para unos pocos, refiriéndose a los afectados por la ley de Costas, y una vez más se contradicen, por ejemplo en El Cabanyal donde actúan por el empecinamiento de unos pocos, y como siempre por pura estrategia política de descrédito hacia el Partido Popular".

La concejal aseguró que el Gobierno municipal "va a llegar hasta las últimas consecuencias" en la lucha por la permanencia de los restaurantes de las playas, "siempre desde la legalidad pero también siendo consecuentes con lo que se ha permitido y alentado durante años, apelando por lo tanto al sentido común, y sin olvidar por supuesto los intereses turísticos de esta ciudad y la protección de los puestos de trabajo de sus ciudadanos", declaró.

"No van a conseguir dividirnos y en los próximos días mantendremos diferentes reuniones con los hosteleros afectados para apoyar todas las acciones que se vayan a llevar a cabo para que se mantengan como estaban y como merecen estar, ya que somos la envidia de otros litorales por los excelentes paseos de nuestras playas y por su correcta ordenación, totalmente integrada en el entorno y respetuosa con el medio ambiente", afirmó Bernal.

Asimismo la edil de Playas criticó la "pasividad" del Gobierno central a la hora de proteger el litoral valenciano. Al respecto, aseguró que sigue esperando que el Ministerio "responda a las solicitudes planteadas desde este Ayuntamiento y que actúen en Pinedo y El Saler para aportar la arena necesaria que hemos solicitado, porque si continúan así las playas de esta zona desaparecerán por su pasividad, esto evidencia que sus argumentos de defensa del litoral y protección del medio ambiente son como siempre mentiras con el único objetivo de destruir todo lo que suponga un impulso para Valencia".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento