Al menos 36 personas han muerto y otras 71 han resultado heridas en el triple atentado con coche bomba ocurrido este lunes contra tres hoteles del centro de Bagdad, según el último balance dado a conocer por la Policía iraquí.

Varias casas se han derrumbado tras las explosiones Los atentados tuvieron como objetivo los hoteles Ishtar Sheraton, Babylon, y Al Hamra, en torno al cual, muy popular entre los medios occidentales, se derrumbaron varias casas y los equipos de rescate están buscando superviviente.

Una de las explosiones se produjo a la entrada del hotel Ishtar Sheraton, situado en la ribera este del Tigris, y la deflagración hizo que se abrieran sus puertas y sus ventanas saltaran por los aires. La zona ha sido acordonada y hasta allí han llegado ambulancias.

Graves daños

La explosión se produjo al otro lado de un parque muy frecuentado por familias y excursionistas. El hotel no ha desempeñado estas funciones desde hace años y básicamente alberga oficinas de compañías y de algunos medios de comunicación, pero algunos grupos de turistas extranjeros comenzaron a usarlo el año pasado.

La segunda bomba estalló aparentemente cerca del hotel Babylon, usado normalmente por viajeros iraquíes y en ocasiones para reuniones gubernamentales. Según la Policía, la tercera explosión se produjo en hotel Al Hamra, donde residen muchos periodistas occidentales desde la invasión de Irak en 2003. Según un reportero occidental, el edificio ha sufrido graves daños.