Un avión etíope con 90 ocupantes desapareció este lunes en el mar Mediterráneo, frente a las costas de Líbano, poco después de despegar del aeropuerto de Beirut. Los equipos de rescate ya habrían localizado los restos del avión sobre el agua y habrían localizado 23 cadáveres.  Según fuentes oficiales citadas por la televisión local, los cuerpos están siendo trasladados al hospital militar para confirmar su identidad antes de avisar a sus familiares.

A la media hora de despegar de Beirut se perdió su señal El aparato, un Boeing 737 de las Líneas Aéreas Etíopes, que se dirigía a Adis Abeba, desapareció del radar media hora después de despegar del aeródromo internacional Rafiq Hariri. En el vuelo había 83 pasajeros y siete tripulantes.

Entre los pasajeros hay 54 libaneses, 22 etíopes, un iraquí, un francés, un sirio y varios libaneses con doble nacionalidad británica, candiense y rusa, aunque hay pasajeros de distintos orígenes hasta sumar 38 nacionalidades. En el avión se encontraba la mujer del embajador galo en Líbano, la cubana Marla Sánchez, que viajaba a Etiopía en un viaje privado.

Tanto la armada como el ejército libanés como la misión de la ONU en Líbano (UNIFIL) están participando en las labores de búsqueda y rescate. En un primer momento se habló de que habían sido encontrados varios supervivientes, aunque esa información ha sido desmentida oficialmente.

¿Mal tiempo?

El presidente libanés, Michael Suleiman, ha descartado que se tratara de un atentado terrorista y el primer ministro libanés, Saad Hariri, ha anunciado un día de duelo nacional por las víctimas del avión.

Por su parte, el ministro de Transportes libanés, Ghazi Aridi ha informado que el aparato se precipitó sobre el mar a unos 3,5 kilómetros de la costa y ha confirmado que las condiciones meteorológicas eran malas, con fuertes lluvias y tormentas. Asimismo, ha descartado el atentado y ha considerado como "improbable" el sabotaje. Algunos testigos afirman haber visto una bola de fuego caer al mar en la zona.

Una de las hipótesis que se barajan es la de que un rayo pudiera haber alcanzado al aparato.