Innova.- Entregados los premios de la Fundación UCEIF a las mejores investigaciones sobre finanzas

Enrique José Jiménez, premio a la mejor tesis doctoral, y Ariadna Dumitrescu obtiene la ayuda a la investigación

La Fundación de la Universidad de Cantabria para el Estudio y la Investigación del Sector Financiero (UCEIF), impulsada por la institución académica y el Banco Santander, celebró hoy la entrega del 'Premio tesis doctorales' y de la 'Ayuda a la investigación' correspondientes a 2009.

El acto, que tuvo lugar en la sede de la Fundación en El Solaruco, estuvo presidido por el rector de la UC, Federico Gutiérrez-Solana; el director general y director de Recursos Humanos de Banco Santander, José Luis Gómez Alciturri; y el director general de la Fundación UCEIF, Francisco Javier Martínez.

Enrique José Jiménez resultó ganador del premio tesis doctoral por su trabajo 'El capital regulatorio por riesgo operacional', mientras que Ariadna Dumitrescu, investigadora responsable del equipo autor del trabajo 'Liquidez de mercado, estructura de propiedad y gobierno corporativo. Una comparativa entre España e Italia', recogió la ayuda a la investigación.

Jiménez explicó que su trabajo se centra en el riesgo operacional en la banca desde una perspectiva empírica y que con el mismo pretende aportar parámetros para las entidades de crédito. El joven dedicó el premio a su mujer y a su madre, y especialmente a su padre.

Por su parte, Dumitrescu indicó que su proyecto analizará cómo el gobierno corporativo puede afectar la liquidez del mercado, para lo que desarrollará un modelo teórico que contrastará empíricamente. En su opinión, las implicaciones del estudio serán "importantes" en cuestión regulatoria, dada la crisis financiera y la necesidad de transparencia de las empresas.

Durante el acto también se presentaron los trabajos concluidos por parte de los investigadores responsables de los equipos ganadores de 2008. Así, Lidija Lovreta llevó a cabo una exposición del proyecto 'Determining the default barrier in structural credit risk models by maximun likelihood estimation', que propone una nueva metodología, la pseudomáxima verosimilitud que permite estimar el precio de quiebra referido al mercado de acciones.

Por su parte, Roberto Pascual hizo lo propio con el trabajo 'Dos estudios sobre formación de precios y provisión de liquidez en los mercados bursátiles, con aplicaciones al sistema de interconexión bursátil español (SIBE)', con el objetivo de profundizar en el conocimiento sobre el proceso de formación de precios de acciones en mercados electrónicos dirigidos por órdenes. El primero de los estudios se refiere a la medición de la calidad de una cotización, y ya ha recibido premios, y el segundo, sin concluir, analiza qué ocurre en un mercado sin creadores de mercado.

Conocimiento y sociedad

Posteriormente intervino Gómez Alciturri, quien destacó la contribución de la UCEIF a la promoción del conocimiento que necesita la sociedad y la economía, especialmente en momentos "difíciles como éste".

Señaló que en dos años el mercado ha cambiado y ahora hay "desaceleración, modelos agotados e incertidumbre", y afirmó que para retornar al crecimiento todavía hace falta "mucha reflexión". En este contexto enmarcó el "importante esfuerzo de análisis, conocimiento e investigación" que se ha distinguido hoy con los premios.

Gómez Alciturri se mostró convencido de que la diferencia entre el éxito y el fracaso "la marca la persona", y defendió que la "clave del éxito" está en las personas que "quieran, sepan y puedan transmitir el conocimiento a la sociedad y a la economía". Por ello consideró que la labor de la Fundación es "destacable", más cuando en este momento "difícil" sigue alentando la investigación y el conocimiento.

Y ello, concluyó, es una "buena noticia para el Banco Santander, para el sector financiero y para la sociedad", aseguró. En relación al primero, destacó tanto que "busca el talento" como su compromiso con la educación superior y la investigación, como prueban sus convenios con universidades, sus 14.000 becas o el hecho de que en 2008 ayudó a que 166.000 universitarios accediesen a un empleo.

Por su parte, el rector de la UC defendió un modelo social basado en el conocimiento y la importancia de generar y aplicar el mismo en la solución de los problemas de la sociedad. En este sentido, señaló que el "reto social" es que "la sociedad reconozca que la labor de la investigación es una de las claves de su futuro y en esa tarea tenemos que estar todos, como tenemos que estar todos trabajando en un objetivo fundamental: el desarrollo de la sociedad".

En su opinión, "conocimiento y talento", es decir, las personas, son la "clave del desarrollo, del valor de las ideas y de que la sociedad pueda evolucionar". Gutiérrez-Solana concluyó resaltando la importancia de la transferencia de la investigación y el conocimiento.

Tesis premiada

La tesis doctoral del profesor de Economía Financiera de la Universidad Pablo de Olavide (UPO) Enrique José Jiménez tiene como eje central el análisis y contraste de las metodologías de cálculo de los requerimientos de capital por riesgo operacional, dentro del contexto regulatorio del Acuerdo de Basilea II. Su autor aborda el estudio del riesgo operacional en la banca desde una perspectiva empírica.

Metodológicamente, a partir de los datos de pérdidas operacionales de una entidad financiera, desarrolla de manera secuencial la estructura de un modelo avanzado de medición, concretamente el Modelo de Distribución de Pérdidas (LDA). Esta técnica actuarial, apoyada en el concepto de Valor en Riesgo Operacional (OpVaR), constituye la metodología más adecuada y realista para la determinación del capital regulatorio.

En su investigación, Jiménez procede a evaluar el impacto de una serie de elementos críticos del enfoque LDA en el cómputo de capital. Así, entre otros aspectos, en las cifras resultantes se constata un mayor peso de la distribución de severidad sobre la de la frecuencia de las pérdidas. Por otra parte, para valorar las ventajas de su aplicación se comparan los resultados de dicho modelo con los ofrecidos por los denominados enfoques no avanzados, esto es, el Indicador Básico y el Estándar.

De esta fase del estudio se concluye que la construcción del modelo LDA es factible bajo una serie de condicionantes, pero, ante todo, es necesaria y conveniente para la entidad. Aparte de un notable ahorro de capital, intrínseco al modelo LDA, su implementación incentiva la mejora continuada de los sistemas de control pues todo esfuerzo realizado en esta línea se rentabiliza con un menor consumo de capital.

Por el contrario, en los enfoques Básico y Estándar, donde los capitales son proporcionales al volumen de negocio, las mejoras son independientes del capital requerido. En consecuencia, tras la entrada en vigor de Basilea II, ambos métodos deben ser concebidos, a priori, como modelos de transición hacia estadios superiores, materializados en las metodologías avanzadas.

En definitiva, en un escenario financiero donde una adecuada capitalización bancaria es crucial para salvaguardar la estabilidad del sistema, la tesis premiada aporta parámetros valiosos para una entidad financiera a la hora de establecer el modelo de medición más realista, de acuerdo con la estructura de controles implantados y la dimensión de la misma.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento