El consejo de administración de Tussam volverá a reunirse en dos semanas para concretar el plan de estabilidad

El consejo de administración de Tussam volverá a reunirse de nuevo en un plazo aproximado de diez o 15 días con el fin de concretar en un documento el plan de estabilidad de la empresa, sobre el que ya debatió hoy, según informó el secretario general de CCOO en Tussam, Miguel Pereira.

Así, Pereira explicó a Europa Press que el consejo celebrado hoy fue "largo y denso, pero con escasos resultados", ya que "ha habido una reflexión y análisis del borrador que aportaron por parte de cada uno de los consejeros, con aportaciones más de conceptos que concretas".

Por tanto, apuntó que la empresa se han comprometido a refundir en un solo documento todas las aportaciones y convocar de nuevo dentro de unas dos semanas, dado que hoy "no se ha hablado de medidas concretas, sólo análisis globales".

De su parte, aclaró que los trabajadores plantean "la necesidad de que se cierre un acuerdo entre las partes y que el plan garantice el futuro de la empresa", además de manifestar su "disposición al diálogo y al consenso".

"Da la sensación de que el problema es tan grave que quien tiene que tomar las decisiones necesita tener las salidas muy claras", apuntó Pereira, quien consideró que "hay que sentarse a trabajar en firme".

Ya ayer, el representante de CCOO en Tussam precisó que una vez que conozcan los detalles del plan tomarán "las decisiones oportunas en función del mandato de la asamblea de trabajadores, que es intentar llevar la negociación hasta su punto final, que sea el objetivo principal siempre que haya disposición por parte de los responsables políticos", pero advirtió de que "si lo que se pretende es una imposición, el conflicto estará servido".

En esta línea, señaló que la intención de los trabajadores es "mantener el carácter público de la empresa al cien por cien y mantener el cien por cien de los puestos de trabajos, eventuales e indefinidos", en lugar de la "cicatería" que a su juicio supone "recortar derechos sociales que en absoluto son causa del problema económico".

"No se va a hundir la empresa porque se le dé a un trabajador 80 euros al año para ayudas de estudio", sentenció Pereira, quien insistió en que "si se pretende ir por ahí se entenderá que la dirección de la empresa sigue situada en la provocación que han venido sufriendo los trabajadores en los últimos meses".

Del mismo modo, achacó los 120 millones de euros de déficit acumulado al hecho de que se haya dejado de ingresar 25 millones de euros por la venta de los terrenos del Provenir, así como a "inversiones absurdas como los tres microbuses eléctricos pequeños cuyo uso es un fracaso, sin entrar en mil aspectos de gestión diaria, que son muchos miles de euros, en los que si se puede recortar".

Por tanto, el responsable de CCOO lamentó que "lo fácil es quitarle a los trabajadores derechos que tienen los demás trabajadores del ámbito municipal y que no van más allá de lo que recoge el Estatuto de Trabajadores".

"Si su objetivo es aprovechar la crisis para ponernos al nivel de empresas que explotan a sus trabajadores, como las de las líneas de Alcosa y Torreblanca, si ése es el objetivo de un equipo de gobierno de progreso, lo tendremos que lamentar todos", aseveró Pereira.

De igual modo, recordó que en el último consejo de administración, celebrado en diciembre, "se presentó un borrador donde no había ni un solo número, sólo una declaración de intenciones y no se explicaba exactamente qué se iba a hacer". Además, aseguró que desde entonces no han recibido nada pese haber solicitado la información.

Por tanto, confió en que "permitan abrir un proceso de diálogo y negociación" y aclaró que "si lo que quieren es un conflicto sólo tienen que intentar imponer esas modificaciones", a lo que añadió un mensaje para la ciudadanía, a la que advirtió que "después vendrá un incremento importante de las tarifas".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento