El Consistorio coruñés retira la estatua de Millán Astray a un almacén y estudia ubicarla en el Museo Militar

La CRMH se congratula por la iniciativa, pero insta al ayuntamiento a "agilizar" la retirada de otros símbolos franquistas

El Ayuntamiento de A Coruña procedió hoy a la retirada de la plaza en la que estaba ubicada de la estatua del fundador de la Legión, el general Millán Astray, que estará un almacén municipal hasta su destino definitivo, que podría ser el Museo Militar, según apuntaron a Europa Press fuentes municipales. Por su parte, la Comisión pola Recuperación da Memoria Histórica (CRMH) de A Coruña se congratuló por la iniciativa, pero instó al gobierno local a "agilizar" la retirada de otros símbolos franquistas.

Los trabajos para su retirada —que ha suscitado numerosa polémica entre los partidarios de quitar de la ciudad lo que consideraban un "símbolo" de la dictadura franquista, y los que defendían su permanencia, como el PP o ex legionarios— comenzaron a primera hora, sobre las siete de la mañana. La estatua fue tapada con una lona y depositada en una caja.

Fuentes municipales enmarcaron esta actuación en la aprobación del acuerdo plenario para la retirada de 53 símbolos franquistas en la ciudad, pero también en el inicio de las obras de remodelación de la Plaza de España, próxima a la plaza donde estaba ubicada esta estatua.

Sobre su destino, apuntaron que se encuentra ya depositada en unos almacenes municipales ubicados en el polígono de A Grela, aunque admitieron que "lo más seguro es que después se reubique en el Museo Militar", una posibilidad que el presidente de la Comisión pola Recuperación da Memoria Histórica de A Coruña, Manuel Monge, volvió hoy a rechazar.

Retirada de otros símbolos

Así, en declaraciones a Europa Press, Monge calificó como "una buena noticia" el traslado de la estatua a un almacén, donde, en su opinión, debería permanecer e instó al gobierno local a que "inmediatamente" proceda a la retirada de otros símbolos franquistas en la ciudad, entre ellas la plaza que lleva el nombre de este general.

Monge calificó como una "dura batalla" las iniciativas impulsadas en los últimos años en la ciudad para la retirada de esta estatua, y en cuyo lugar miembros de la Comisión pola Recuperación da Memoria Histórica colocaron esta mañana un cartel en el que se podía leer "Millán Astray era un fascista impresentable. No era un coruñés de pro", en alusión al calificativo empleado en una ocasión por el portavoz del PP en el Ayuntamiento de A Coruña, Carlos Negreira, al referirse a su figura.

El presidente de la CRMH recordó que hace cinco años, cuando el PSdeG gobernaba en mayoría absoluta en el Ayuntamiento de A Coruña y al frente de la Alcaldía se encontraba el actual Embajador de España ante la Santa Sede, Francisco Vázquez, "PP y PSOE votaron en contra de una moción pidiendo su retirada".

Monge instó ahora al bipartito coruñés a "agilizar" la retirada de los 53 símbolos franquistas, entre ellos 23 nombres de calles, en la ciudad, en cumplimiento del acuerdo adoptado en pleno en septiembre del año pasado. "No entendemos el retraso por parte del gobierno municipal", apuntó, al tiempo que lamentó que la estatua de Millán Astray se retirase "con clandestinidad y nocturnidad", indicó al referirse al horario elegido.

Por su parte, fuentes municipales insistieron en que este proceso ya se inició "con la retirada de una placa de la Falange" y recordaron la aprobación del cambio de calles como la avenida de Alférez Provisional que pasará a denominarse avenida de la Diputación. Además, confirmaron que donde estaba la estatua de Millán Astray se ubicará una zona de juegos infantiles.

Reacción del pp

Sobre la retirada de la estatua, el portavoz del PP en el Ayuntamiento de A Coruña y presidente de la formación popular en esta provincia, Carlos Negreira, acusó al gobierno local de estar "empeñado en seguir anclado en el pasado en vez del futuro" y de estar centrado "en estatuas inertes en vez de hablar de los problemas reales", afirmó al sostener que con el bipartito el paro aumentó en la ciudad en un 40 por ciento.

Negreira responsabilizó también al gobierno municipal de "generar nuevos conflictos" y de dar la "espalda" a los problemas "reales" de los ciudadanos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento