Pizarro niega "presiones" a alcaldes del PSOE-A sobre las leyes locales y garantiza el "respaldo" del partido a Toscano

El consejero de Gobernación y vicesecretario general del PSOE-A, Luis Pizarro, negó hoy que hayan existido "presiones" a los alcaldes socialistas que forman parte de la Comisión Ejecutiva de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP) para que suscribieran un comunicado de apoyo a las leyes locales después de que su contenido fuese rechazado en la reunión celebrada por este órgano en Antequera (Málaga) y rechazó que exista "enfrentamiento" con el presidente de la FAMP, Francisco Toscano, y garantizó que cuenta con el "respaldo" del partido.

En rueda de prensa en Huelva, Pizarro aseguró que "está en su derecho de preguntar tanto a los alcaldes como al presidente de la FAMP qué ha pasado en el debate de Antequera", pero negó con contundencia que hayan existido "presiones porque sólo se trataba de saber qué había pasado". "La verdad impera y quien diga que hay presiones sólo hace interpretaciones", precisó.

Tras insistir en que "no hay ningún enfrentamiento entre el responsable de la FAMP y el partido y todo se trata de una mentira y un montaje del PP", el 'número dos' del PSOE-A defendió que "no era necesario" que Toscano pusiera su cargo a disposición de la Ejecutiva de la FAMP debido a que "los alcaldes socialistas en ningún momento han puesto en duda su labor", sino que se han limitado a "poner en valor la verdad y a desmentir que se rechazaran de forma unánime las dos futuras leyes locales".

En este sentido, el consejero de Gobernación señaló que "los 490 alcaldes socialistas apoyan los dos anteproyectos de ley, la de Autonomía Local y la de participación de los entes locales en los tributos de la comunidad, por lo que es falso que no lo apoyasen y que fueran en contra de Toscano" debido a que "no hay problemas entre el presidente de la FAMP, el Gobierno andaluz y el PSOE", remarcó.

Por ello, Pizarro apuntó que "todo se trata de una mentira y una manipulación del PP" debido a que "el PP no va a apoyar estas leyes en el Parlamento andaluz" porque al presidente del PP-A, Javier Arenas, "no le interesa que la imagen de Andalucía se fortalezca".

Asimismo, hizo hincapié en que "existen asuntos pendientes de estas leyes que hay que negociar y se hará en el Parlamento andaluz", destacando además la posición "abierta y flexible" de la Consejería de Gobernación para que "llegar a un acuerdo mediante el consenso y la negociación".

En concreto, Pizarro explicó que estos asuntos pendientes propuestos por Toscano consisten en que "se den garantías a las 29 competencias previstas, la creación de un Consejo de Gobierno Local y que el calendario para el fondo de la ley de participación de los ayuntamientos en los tributos de 600 millones previstos se alcance en dos años en lugar de en cuatro", entre otras iniciativas.

Así, Pizarro afirmó que fue "una sorpresa desagradable" que se dijera que "se había rechazado de forma unánime las dos leyes" debido a que durante todo el proceso de negociación con la FAMP ha habido "acuerdo y entendimiento".

"sensibilidad municipal"

Por otro lado, Pizarro remarcó "la especial sensibilidad" del Gobierno andaluz con "el mundo municipalista" que se ponen de manifiesto con las dos futuras leyes ya que "el fondo de la ley de participación de los ayuntamientos en los tributos alcanzará hasta 2014, 600 millones de euros, con lo que se podrán mejorar los servicios y los ayuntamientos conseguirán con ambos anteproyectos de ley más autonomía".

De este modo, el titular de Gobernación aseguró que "este presupuesto de la ley dobla los fondos de liberación de la Junta", a lo que añadió que "la Junta ha puesto en marcha además otros recursos dentro del Plan Proteja y el Memta para generar empleo y activar la economía".

El consejero de Gobernación se reunió esta mañana en Huelva con los delegados de la Junta para "poner en común las líneas de trabajo para este curso político" que girarán en torno a "combatir la crisis, mantener el tejido empresarial y activar la economía".

Además, poniendo como ejemplo al Ayuntamiento de Huelva, Pizarro aclaró que los dos anteproyectos de ley "no servirán para resolver la situación financiera de los ayuntamientos pero si podrá paliar sus efectos y aliviar con recursos". Sin embargo, aseveró que "la creación del nuevo modelo de financiación es competencia del Estado" pero "la gestión de los alcaldes también es importante y no deben gastar más de lo que tienen".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento