Iba para periodista, pero se lo pensó mejor, probó suerte y Hollywood ganó uno de los actores más rentables de las últimas dos décadas.

Brad Pitt (1963) es hoy un actor consagrado (aunque no demasiado premiado), con decenas de títulos taquilleros a sus espaldas y del que no queda mucho que contar, pero antes de sus primeros grandes títulos, con Thelma y Louise (1991), El río de la vida (1992) y Leyendas de pasión, junto a Entrevista con el vampiro (ambas en 1994), Pitt tuvo que trabajar en los papeles que le ofrecían. Así, se le puede ver en cortas apariciones en series como Los problemas crecen, DallasJóvenes policías.

Precisamente su aparición en Dallas (con apenas 24 años) ilustra el final de esta noticia. Otro de sus trabajos que más pueden chocar es el que abre, en el que podemos verle anunciando una conocida marca de patatas fritas (con 25 años). Algo, que resulta un denominador común en la carrera de muchos actores que empiezan desde cero: los anuncios de televisión. Esto, que les reporta millones hoy, fue lo que les abrió puertas ayer.

Otro de los comerciales destacados es el anuncio de vaqueros que hizo en 1991, el año de su descubrimiento y que también puedes ver al final de esta pieza, que recupera aquellas imágenes menos conocidas de una estrella que acumula decenas de títulos en la gran pantalla (vota aquí por la mejor película de Brad Pitt).