Karmele Marchante
Karmele Marchante, como un 'tsunami'. Cuatro Ojos Comunicación

La periodista y colaborada del programa Sálvame (Telecinco), Karmele Marchante, afronta con humor y trabajo su candidatura a representante española en el próximo festival de Eurovisión. Sin embargo, no es optimista respecto a que su aventura musical culmine en Oslo.

¿Imaginó alguna vez que llegaría a ser candidata a Eurovisión?
No, son locuras que hago yo en mi vida, sin pautar, como aventura. Tampoco imaginé que mi candidatura iba a tener tanta aceptación, cuando me dijeron que iba la primera en las votaciones, me sorprendió mucho.

¿Y se ve con posibilidades de ganar?
No, nunca, ni en delirios, lo he pensado. Creo firmemente que participaré en la gala que TVE organiza para elegir al representante eurovisivo porque así lo han decidido los votos de los usuarios, pero en esa gala me tumbarán.

¿Por qué lo tiene tan seguro?
No quieren que vaya yo, está clarísimo. Pero no importa: ya hemos dicho en Sálvame que si no voy a Oslo, haremos en el programa 'el contrafestival a Oslo'.

Es mentira que haya cometido plagio; la canción es mía, yo soy la  autora La página de eurofans de Eurovisión afirma que el tema con el que se presenta, Soy un tsunami, contraviene ciertas claúsulas del concurso. Hablan de plagio.
Es una mentira como una catedral. En primer lugar, la canción es mía, yo soy la autora, y al tema se le han añadido dos estribillos de canciones populares ya prescritas de cara a derechos de autor, por lo que no pueden hablar.

¿Ante qué ha sentido más vértigo, ante la posibilidad de cantar en Oslo o cuando aceptó participar en 'Supervivientes'?
Ninguna de las dos experiencias me hace sentir vértigo. La primera me parece divertida. La segunda, fue una aventura.

¿Cómo se va a preparar para la gala eurovisiva de TVE?
Ya lo estoy haciendo. Para mí, es un trabajo más. Estoy tomando clases de canto a destajo y estoy preparando la coreografía con gente que entiende de eso.

¿Qué tiene Karmele de 'tsunami'?
¡Todo! Siempre, durante toda mi vida, he sido un tsunami.

¿También es adicta a las cremas, a la laca de uñas y al bótox como indica en su canción?
A todo menos al bótox. Me he puesto de todo, pero no bótox. En la letra hay guiños a mi vida y hablo de cosas que me gustan: el pan con tomate, las ostras, el chapán, Nueva York y el Soho. El Soho me vuelve loca.