Un veterinario de Terra Natura extrae una muestra de tejido a una boa para analizar un tumor de su boca

Un veterinario del parque de naturaleza y animales Terra Natura de Benidorm (Alicante) extrajo hoy una muestra de tejido de una boa constrictor para confirmar si el bulto que apareció en su boca, hace aproximadamente una semana, es un tumor benigno o maligno, según informó hoy el parque en un comunicado.

Un veterinario del parque de naturaleza y animales Terra Natura de Benidorm (Alicante) extrajo hoy una muestra de tejido de una boa constrictor para confirmar si el bulto que apareció en su boca, hace aproximadamente una semana, es un tumor benigno o maligno, según informó hoy el parque en un comunicado.

Asimismo, precisó que ésta es la primera vez que el equipo de animales detecta una masa de estas características en los reptiles que habitan en el parque. El reptil dejó de ingerir alimentos hace algún tiempo y comenzó a mostrar una ligera inflamación en su cabeza.

Ante estos síntomas, el veterinario optó por realizar una primera exploración en la que se descubrió una gran masa alojada en la cavidad oral. Una vez descubierto el tumor se programó la biopsia que se acometió hoy en el quirófano de la clínica del complejo.

Para poder desarrollar la intervención, el veterinario mantuvo a la serpiente en ayuno durante más de una semana. La operación comenzó con la administración de un anestésico vía intramuscular que permitió la colocación de un tubo endotraqueal para suministrar el resto de la anestesia mediante inhalación.

De esta forma, la anestesia se ha insuflado manualmente a través del balón de la máquina de anestesia. Después de limpiar la zona intervenida con una mezcla de suero y yodo, controlar la temperatura de la boa y monitorizar su corazón mediante auscultación, que es un de los pocos métodos que sirven para comprobar la evolución del reptil durante la anestesia, se ha procedido con un bisturí y unas pinzas a extraer una pequeña muestra de tejido de la masa oral.

La intervención concluyó con el control de la hemorragia generada en la extracción y con la aplicación de un tratamiento de antibióticos y antiinflamatorios, que se mantendrá hasta que se obtengan los resultados de la biopsia dentro de una semana, precisó el parque.

El tejido obtenido se depositó en un envase con formol para garantizar su conservación hasta que llegue a un laboratorio de anatomía patológica de Barcelona, especializado en animales salvajes, donde será analizado.

En el caso de que el tumor sea benigno el veterinario programará una intervención quirúrgica para retirar la masa y tratar de que la boa vuelva a su vida normal lo antes posible. Por el contrario, si las células del bulto son cancerígenas sólo le podrán administrar medicamentos para evitar el sufrimiento al animal, puesto que actualmente no existen tratamientos para esta patología o se encuentran en fase de experimentación, según Terra Natura.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento