Los presupuestos municipales de 2010 plantean una reducción del 10% en gastos, que supone 42,6 millones menos

La Junta de Gobierno Local aprobó hoy en sesión extraordinaria el anteproyecto del presupuesto municipal consolidado para 2010, que recoge una reducción en torno al diez por ciento en gastos en relación a 2009, lo que supone en total unos 42,6 millones de euros menos.

En rueda de prensa, el delegado de Hacienda del Ayuntamiento, Alfonso Igualada (IU), informó de que el presupuesto consolidado contempla 410,6 millones de euros en ingresos y 409,45 millones de euros en gastos, lo que supone un superávit de 1.156.000 euros. No obstante, si se compara con 2009 se trata de un presupuesto a la baja, ya que en el ejercicio anterior hubo en ingresos 453,9 millones de euros y en gastos 452 millones.

El delegado explicó que esta reducción se debe a que "están inmersos en una política de contención del gasto y en una serie de ajustes económicos como consecuencia de la caída de la actividad económica en todo el país", lo que ha supuesto que se haya reducido un 16,88 por ciento el Fondo Complementario que se recibe del Estado.

Además, se produce una reducción de la inversión municipal en los capítulos VI al VIII, de 26,6 millones en 2010 a 34,5 millones en 2009. No obstante, a todo el volumen de inversiones es necesario resaltar que se incorporan las previstas por el Fondo para el Empleo y la Sostenibilidad Local (Feels) por un importe de 28,1 millones de euros, y las previstas en el fondo de la Junta de Andalucía, Proteja, por un importe estimado de 4,5 millones de euros.

Presupuesto realista

Igualada manifestó que entre las administraciones central, autonómica y local las inversiones gestionadas por el Ayuntamiento para el año 2010 serán de 59,2 millones de euros. De este modo, insistió en que se trata de un presupuesto "realista, razonable y solvente, que apuesta por la austeridad".

Una vez aprobado hoy el anteproyecto, el delegado estimó que en la primera quincena de febrero puedan aprobarse las cuentas municipales para este año en la junta de gobierno local y posteriormente elevar su aprobación al Pleno municipal.

Por su parte, el alcalde de Córdoba, Andrés Ocaña (IU), señaló que es un presupuesto que "trata de ser realista en las circunstancias de crisis económica general que estamos viviendo" y reduce gastos en el capítulo I, manteniendo una cuantía importante en inversiones para poder "aportar a la creación de empleo e intentando además que este sesgo de austeridad en las cuentas no afecte a las partidas sociales".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento