Una ruta por la Sierra de guara

El otoño nos permite descubrir el Alto Aragón, lugar donde se esconden algunos de los lugares más bellos.
Vista de Alquézar, villa monumental coronada por la colegiata de Santa María la Mayor.
Vista de Alquézar, villa monumental coronada por la colegiata de Santa María la Mayor.
Foto
Son muchos los lugares en los que el agua y la tierra se funden en un abrazo. Uno de los más emocionantes se encuentra en el Alto Aragón, en la sierra de Guara (Huesca), donde los cauces de varios ríos cortan las formaciones rocosas para crear un bello paisaje.

Esta conjunción acueoterráquea es el lugar perfecto para la práctica del barranquismo. Los barrancos Mascún, Balcels, Gorgonchón o Gorgas Negras son algunos de los más afamados de la zona para la práctica de este deporte.

Ciudad monumental

No sólo el agua ha tallado la zona; la mano del hombre se ha encargado de crear pueblos tan encantadores como la villa monumental de Alquézar, con una preciosa balconada que se asoma a la impresionante colegiata de Santa María la Mayor, sobre un castillo árabe del s X.

Colungo ofrece el atractivo de sus casonas, unido a la Olivera Nadal, un olivo con más de mil años. Sentados en una terraza, podremos degustar el pausado ardor de su celebérrimo aguardiente de orujo. Otro lugar mágico es el núcleo de Bierge, donde –tras pedir las llaves en el hostal del pueblo– podremos entrar en la ermita románica de San Fructuoso, del siglo XIII.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento