Aunque según pasaban las horas el viento cada vez era más fuerte, al cierre de esta edición no se habían alcanzado los 80 km/h anunciados. Las previsiones indican que el viento se reducirá a partir de esta tarde y prácticamente desaparecerá durante el puente de Todos los Santos. Precisamente, en Burgos, un cazador falleció y su acompañante sufrió heridas tras caer empujado por el viento desde una palomera. Por otro lado, Tráfico espera durante el puente mucho movimiento en las carreteras de la provincia y en las de todo el país. Se calcula que en España se desplazarán 6,5 millones de vehículos.

Recomiendan no viajar entre las 16 y las 22 horas de hoy.

Aseguran que en Valladolid trabajarán todos los efectivos.