Sin paso en silla de ruedas

La invasión de coches aparcados hasta en el último rincón del barrio ha llegado al extremo de que ayer, un infortunado jubilado que sufrió una caída en el barrio de Santa Cruz tuvo que ser transportado en silla de ruedas por decenas de escalones.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento