«Decir que los porros son sanos es temerario»

Lucha contra las adicciones.
.
.
Foto
Un nuevo avance abre la puerta de la esperanza para los adictos a las drogas y, en especial, para los cocainómanos. El director del Instituto de Drogas y Conductas Adictivas de la Universidad Cardenal Herrera, que ha desarrollado el estudio, lo explica así:

¿En qué consiste el avance?

En una nueva técnica de resonancia magnética. Al realizarla en la cabeza de una persona adicta, se observan las diferencias con respecto a la de una persona que no lo es. Al compararlas, podemos apreciar qué parte del cerebro crea la adicción y ver dónde está el problema.

¿Qué diferencias hay?

Los núcleos emocionales de un adicto están alterados. No responden a los estímulos como las personas no adictas.

¿Qué representa este avance para los drogadictos?

El conocer las alteraciones neuronales nos permitirá diseñar fármacos eficaces contra la adicción.

¿Es más perjudicial un cigarro que el cannabis?

El cannabis es una droga. Genera casi más adicción que el tabaco y crea la necesidad de ir aumentando la dosis. Además, el 98% de los adictos a cualquier droga lo fuma.

¿Es cierto que tiene efectos terapéuticos?

Algún médico lo puede usar, pero de ahí a decir que es más sano que el tabaco va un abismo. Es falso y una temeridad.

¿Y qué diferencia hay con el tabaco?

La respuesta psicológica. El tabaco no genera pérdida de control aparente. Crea más problemas de salud que de conducta.

¿Considera los cigarrillos una droga?

Es una sustancia adictiva como las demás.

Bio

Francisco Javier Romero. Nació en Jaén en 1959. Estudió medicina en la Universidad de Valencia y luego se dedicó a la fisiología.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento