Las voces de los vecinos

Desde hace un par de meses, ventanas, balcones y comercios del barrio del Pla lucen unas pancartas que expresan No al parking, contra el aparcamiento subterráneo de varias plantas y 443 plazas en Padre Esplá.
Los vecinos se oponen por varias razones, una de ellas es porque no fueron consultados y otra, que es mucho más preocupante, que el terreno (según ellos) es inestable y existen numerosos acuíferos. Esta zona era una antigua rambla por donde discurría un riachuelo, la Goteta, comunicado con una pequeña laguna debajo del edificio la Pirámide.

Ellos temen que el Pla se convierta en un nuevo Carmel, y no es en vano, ya que los edificios de la zona requieren constantemente obras para que no se hundan, ya que los cimientos ceden.

El alcalde aseguró que «si los vecinos no quieren, no tendrán parking». Y a eso deben apuntar las movilizaciones vecinales, a que la población pueda debatir qué tipo de ciudad quiere. Y que sus voces se oigan.

Comunidad Valenciana

Mostrar comentarios

Códigos Descuento