Los menores que pillen de ‘botellón’ limpiarán calles

Los jóvenes también podrán prestar trabajos sociales como castigo ‘extra’ junto al pago de la multa, de 90 a 300 euros. Y además se avisará a los padres.
Los menores de edad que sean pillados bebiendo alcohol en la calle podrán compensar la multa que les caiga –que va de 90 a 300 euros– prestando servicios a la comunidad (limpiando la vía pública o reparando jardines, entre otros trabajos).

Aunque estas tareas «no sólo serán sustitutivas de la infracción cometida, también podrán ser complementarias», aseguró ayer Guillermina Campos, jefa del plan municipal sobre drogodependencias. Es decir, que el joven sorprendido haciendo botellón, aparte de la multa, también podría estar obligado a realizar trabajos sociales, como castigo extra. «Además se avisará a los padres», comentó Campos.

Es una novedad que introducirá la ordenanza que regula el consumo y la venta indebida de alcohol en la calle. Otra modificación  sanciona gravemente a los locales que suministren alcohol a los menores, a los que les caerá una multa mínima de 3.000 euros.

Ocho de cada diez lo han probado

La práctica del botellón y el consumo de alcohol entre los jóvenes se ha disparado en los últimos años. Según datos de la Concejalía de Acción Social, el 64% de los estudiantes de entre 6 y 18 años bebe casi todos los fines de semana, «y el 80% lo ha catado en alguna ocasión», subrayó ayer Guillermina Campos, responsable municipal del plan contra las drogas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento