La Guardia Civil halla restos orgánicos de la langreana asesinada en 2008 en una gamuza del coche del acusado

Para la abogada de la acusación el informe "confirma los indicios de criminalidad".

El departamento de Criminalística de la Guardia Civil ha hallado restos orgánicos de la joven langreana asesinada en marzo de 2008, Patricia Fernández Guzmán, en una gamuza del coche del único detenido, así como en una sudadera que le fue incautada en su domicilio. El cuerpo de la mujer apareció calcinado en una escombrera de Ciaño, en Langreo.

Según informó la letrada de la acusación, Ana García Boto, a Europa Press, este informe "confirma los indicios de criminalidad" que ya existían. Según el mismo, los agentes de este departamento hallaron además semen del sospechoso en el asiento trasero del automóvil, así como semen y otros restos orgánicos del acusado y de la víctima en el asiento delantero derecho y en los guantes que se hallaron en el vehículo.

La defensa del único detenido, C.M.B., que se encuentra desde entonces en prisión preventiva, solicitó dos veces la libertad provisional en 2008 y noviembre de 2009 que llegó a ser otorgada por el Juzgado de Instrucción Número 3 de Langreo, bajo fianza de 4.200 euros.

El acusado no salió de la cárcel porque cumplía una condena de veinte meses por un delito continuado de falsedad en documento mercantil, y otro de estafa. Días después, la Sección Segunda de la Audiencia revocó la libertad condicional por el "riesgo de fuga" y por "indicios de criminalidad". Mañana, jueves, la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Asturias acogerá la vista en la que se fallará el segundo recurso.

La joven, de 22 años y trabajadora de una peluquería en Sama de Langreo, fue hallada muerta en un vertedero pirata próximo al pozo minero de Samuño. El cuerpo sin vida de Patricia Fernández fue hallado dos días después de que hubiera desaparecido de su casa.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento