El pleno del ayuntamiento de Vic ha apoyado este miércoles por mayoría la nueva normativa que impide el empadronamiento en el municipio de los inmigrantes en situación irregular. Una veintena de entidades, asociaciones y sindicatos han tachado de "ilegal" la medida.

Tras el pleno del ayuntamiento, los grupos de la oposición de Iniciativa per Catalunya y Candidatura Unitat Popular (CUP) han presentado una moción de urgencia a la medida, que no ha salido adelante. El próximo 3 de febrero presentarán una moción ordinaria.

Esta medida es poco ética, insolidaria, electoralista y afecta al 2% de la poblaciónEl alcalde de Vic, Josep María Vila d'Abadal, de Unió, ha manifestado que la nueva normativa pretende poner orden, avanzar en la integración de la inmigración y poner a las personas inmigradas dentro de la comunidad.

El equipo de gobierno, formado por CiU, PSC y ERC, mantiene que la propuesta es "legal" según sus servicios jurídicos, pero si algún informe de otra administración demuestra la ilegalidad, posiblemente retirarán la medida.

El partido ultraderechista Plataforma per Catalunya asegura que es "insuficiente"El partido ultraderechista Plataforma per Catalunya, en la oposición en el consistorio de Vic, apoya esta medida, pero la considera insuficiente.

El grupo municipal de los independentistas de la CUP rechaza esta medida porque "es poco ética, insolidaria, electoralista y afecta al 2% de la población", y considera que no "solucionará el problema de la inmigración". Por su parte, el grupo de ICV ha reclamado la retirada de la normativa porque es una medida irresponsable que no tiene una cobertura jurídica sólida.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.