Acusación alega "pruebas contundentes" para condenar a un hombre que violó y maltrató a su mujer en Gran Canaria

El abogado de la acusación particular, Javier Medina, ha alegado hoy que existen "pruebas bastantes contundentes" para condenar a 15 años de prisión a un hombre, que responde a las siglas F.P.J., acusado de agredir sexualmente y maltratar continuamente a su mujer en el año 2004 en el municipio grancanario de Telde.

Así lo manifestó el letrado minutos antes de que comenzara el juicio, que se celebró a puerta cerrada en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Las Palmas. En sus declaraciones a los medios de comunicación, Medina recordó que este proceso fue suspendido con anterioridad por el "cese del abogado de la defensa".

Según el abogado de la acusación, la defensa "ya tiene abogado designado" por lo que se si no se producen imprevistos "hoy se puede celebrar definitivamente el juicio" en el que a F.P.J. se le imputan "entre otras cosas, un delito de agresión sexual" en el que "existen pruebas bastante contundentes que van en esa línea y lo demuestran".

Los hechos se remontan al 14 de septiembre de 2004 cuando la mujer del acusado le denunció por una conducta "habitual" de malos tratos y "agresiones verbales" en las que le acusó de "estúpida, puta zorra y puerca". En concreto, el 8 de septiembre del mismo año, el acusado la forzó sexualmente justificando que "era su mujer y podía hacer lo que quisiera" con ella.

Durante esta agresión y según recoge el sumario, F.P.J. "penetró con fuerza a la víctima sin preservativo" a la vez que llamó a su hijo menor de edad para que lo presenciara. Este hecho, provocó diversas lesiones en la mujer además de "gran ansiedad" y "temor por lo que pudiera hacer su marido contra ella y los hijos de ambos", explica el escrito.

El letrado aseguró que tras estos hechos la víctima ha quedado "psicológicamente bastante tocada" y "lo ha pasado francamente muy muy mal". "Vamos a ver si ya por fin con este procedimiento se consigue lo que se puede conseguir que es justicia", esperó Medina. En este sentido, indicó que el juicio se ha retrasado porque "ha habido múltiples incidentes y recursos que han provocado que el procedimiento se alargara más de lo debido".

De esta manera, la acusación particular coincidió con la pena propuesta por el fiscal consistente en 15 años de prisión, inhabilitación absoluta y prohibición de aproximación a la víctima durante 10 años por el delito de agresión sexual, y tres años de cárcel, privación de tenencia y porte de armas durante cinco años por el delito de maltrato habitual.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento