El Gobierno venezolano del presidente Hugo Chávez cerró este martes por 24 horas 70 comercios a los que acusó de cambiar los precios, aprovechándose de la devaluación de la moneda nacional, entre ellos sucursales de dos cadenas de supermercados.

Los funcionarios inspeccionaron 96 comercios y sancionaron a 70 Funcionarios del Instituto para la Defensa de las Personas en el Acceso a los Bienes y Servicios (Indepabis) "inspeccionaron 96 comercios, de los cuales 70 resultaron sancionados con medida de cierre por incurrir en remarque de precios y especulación", dio cuenta la agencia estatal de prensa ABN.

Desde este martes rige en Venezuela un tipo de cambio oficial dual de 2,6 y 4,3 bolívares por dólar, en el marco de un control estatal de divisas vigente desde 2003, lo que puso fin a la cotización única de 2,15 bolívares por dólar que rigió desde 2005.

Incrementar precios

En las inspecciones participaron unos 200 de sus funcionarios y de otras dependencias estatales, apoyados por militares de la Guardia Nacional (GN, policía militarizada).

Chávez ya advirtió de que cerraría a quién se aprovechara de la devaluación Chávez llamó el lunes a los militares y las organizaciones populares a trabajar unidos con las instancias estatales para impedir que los comerciantes suban los precios aprovechándose de la devaluación.

"Algunos burgueses, oligarcas (...) están diciendo que por las medidas anunciadas el viernes ellos tienen que incrementar todos los precios. ¡De ninguna manera lo vamos a aceptar!", remarcó.

'Dólar petrolero'

La cotización de 2,6 bolívares rige para importaciones prioritarias, entre ellas las del sector de los alimentos, la salud, el de maquinarias y equipos, ciencia y tecnología y todas las importaciones del sector público, así como remesas familiares o recursos de consulados y embajadas acreditadas en Venezuela.

"Para todo el resto", subrayó Chávez el viernes, se utilizará una paridad de 4,3 bolívares por dólar, que llamó "dólar petrolero", y que especialmente permitirá cubrir los requerimientos del sector automotriz, del comercio y de las telecomunicaciones.