Antonio Garrido
Antonio Garrido estrena 'Los protegidos'. Archivo

Aunque más conocido como presentador, Antonio Garrido ha hecho teatro, cine y tele. Ahora protagoniza la serie Los protegidos, que este martes (22 h) se estrena en Antena 3 y donde encarna a un discreto padre de familia.

¿Qué encontrará el público? El primer capítulo será como una película de Disney: humor, acción, y los ingredientes de series clásicas unidos al aliciente de ver a niños con poderes. Y buenos efectos especiales, que en otras series españolas eran guarripeis.

¿Una serie para la familia? Eso pretendíamos: algo divertido para todos los públicos. Los niños tienen poderes, pero a los padres les pasan cosas extrañas y otras cotidianas. Que tu hijo mueva cosas con la mente o que tu hija no pueda ser besada porque electrocutaría a los chicos, pero también problemas de una familia real.

Después de quince años actuando, mucha gente me recuerda por '¿Quién quiere ser millonario?' ¿Cómo es su personaje? Un antihéroe, alguien a quien nadie miraría por la calle. Muy cómico, pero nada payaso: tienen gracia las cosas que le ocurren. Y es el amo de la casa, mientras su mujer lleva los pantalones.

¿Por qué pensaron en usted? Parte del equipo era el de La chica de ayer y, aunque mis personajes son muy diferentes, pensaron que podría hacerlo bien. En España es fácil que te encasillen, y suponía la posibilidad de cambiar.

¿Por qué no funcionó La chica de ayer? Era demasiado experimental para el público español. Alguna gente mayor, por ejemplo, no entendía por qué el protagonista era mayor que su madre. Pero el problema fue que era muy cara: los coches, los figurantes, las localizaciones... Y la crisis. Pero estaba muy bien.

¿Y Los protegidos? Estamos rodando el séptimo capítulo y espero que haya varias temporadas. Tiene muy buena pinta. Es arriesgado, pero también es muy bonito ver cómo todo va fluyendo: los guionistas pulen nuestros personajes y nosotros, los actores, le vamos pillando el tono al producto.

¿Cuáles son sus series españolas imprescindibles? Voy a quedar fatal, pero dos en las que trabajé: Los simuladores y La chica de ayer. Y luego, por supuesto, clásicos como Farmacia de guardia o Médico de familia. Vistas ahora pueden parecer anticuadas, pero entonces enganchaban a cualquiera.

Pregunta obligada: ¿prefiere actuar o presentar? Actuar. Presentando me siento muy a gusto, lo paso muy bien, pero soy actor. Lo curioso es que, después de quince años haciendo todo tipo de papeles, mucha gente me recuerda por ¿Quién quiere ser millonario?

BIOGRAFÍA: Nació en Sevilla en 1971. Sus primeros pasos como actor fueron en el teatro. Ha rodado en cine Camarón o El camino de los ingleses.