Buena parte de la población venezolana ha pasado el fin de semana haciendo cola en los centros comerciales tras el anuncio ante la previsión de que la devaluación del bolívar decretado por Hugo Chávez dispare los altos precios en el país.

Hasta el viernes, el tipo de cambio fijo único era de 2,15 bolívares/dólar El mandatario anunció el viernes que, a partir de este lunes, el país tendría un tipo de cambio de 2,6 bolívares por dólar para bienes prioritarios, como alimentos y medicinas, y otro 'dólar petrolero' de 4,3 bolívares/dólar para otros sectores como textiles, telecomunicaciones y automotriz. Hasta el viernes, el tipo de cambio fijo único que regía para todos los rubros era de 2,15 bolívares/dólar, desde 2005, en medio de un control de cambio impuesto hace casi siete años. Sin embargo, en el activo mercado negro o paralelo la cotización ha llegado hasta 7 bolívares/dólar.

Desde el viernes, miles de venezolanos han abarrotado los centros comerciales, especialmente las tiendas de electrodomésticos, ante el temor de que suban los precios en este país, azotado por la inflación más alta del continente. En los centros comerciales se han visto largas filas de personas esperando para comprar equipos de sonidos, ordenadores, televisores y todo tipo de aparatos electrónicos, en un país donde el afán consumista contrasta con el "socialismo" que quiere implantar el presidente Hugo Chávez desde hace 11 años.

Muchos han rememorado el 'viernes negro' de febrero de 1983, cuando el Gobierno de entonces implantó un control de cambio y la moneda, que había estado durante años en 4,3 bolívares/dólar, comenzó su deterioro irrefrenable.

Chávez ha pedido que se quite el permiso de comercio a quienes suban los precios Por su parte, el presidente Chávez  ha llamado a los militares, las organizaciones populares y otros mandos a trabajar unidos para impedir que los comerciantes suban los precios, aprovechándose de la devaluación.

"Algunos burgueses, oligarcas (...) están diciendo que van a incrementar todos los precios. ¡De ninguna manera lo vamos a aceptar!", remarcó Chávez en su programa dominical de radio y televisión Aló Presidente. "El Gobierno debe defender al pueblo y el pueblo debe defenderse a sí mismo", agregó, e instruyó a alcaldes, gobernadores regionales y a otros mandos ejecutivos a "quitarle el negocio" a quienes especulen, o al menos "quitarles el permiso" de comercialización.