La furgoneta de ETA interceptada el sábado en la localidad zamorana de Bermillo de Sayago portaba alrededor de 10 kilos de pentrita, bidones para enterrar zulos, material para fabricar explosivos, una pistola, un revólver, un rifle con mira telescópica, un cañón de 30 centímetros de diámetro fabricado a partir de una bombona, placas de matrícula sin troquelar, así como abundante material electrónico y diversa documentación, según la nota difundida por el Ministerio del Interior sobre la operación que se saldó con el arresto de dos presuntos etarras ayer por la noche en Portugal.

Se trata del material hallado tras la inspección por parte de los Tedax en el vehículo que conducía el detenido, Garikoitz García Arrieta, antes de darse a la fuga.  Entre los objetos hallados destacan especialmente los 10 kilogramos de pentrita ya que es el componente que habitualmente utiliza la banda terrorista para imprimir mayor potencia a sus artefactos explosivos.

La Policía baraja ahora la posibilidad de que los terroristas buscaran establecer una o varias bases operativas en el lugar, más que cometer un acto terrorista en particular.

ETA usa la pentrita para dar mayor potencia a sus bombas Sin embargo, el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, no precisó si trataba de un traslado de material o que la banda tenía la intención de llevar a cabo un atentado inminente en la zona.

Estas detenciones se producen dos semanas después de que el ministro anunciase públicamente que ETA pretendía llevar a cabo un "atentado espectacular". Asimismo, sobre la cercanía con Portugal y el hecho de que los dos terroristas finalmente fuesen detenidos en el país luso, Rubalcaba indicó que su Departamento no ha recibido ningún indicio que apunte a una posible infraestructura de ETA ese país.

En ese sentido, manifestó su impresión de que la incursión de los terroristas en territorio portugués fue fruto de la persecución. El segundo vehículo Opel Astra que conducía la segunda detenida, Iratxe Yáñez, portaba en su interior documentación (6 DNIs, un pasaporte, documentación francesa), un ordenador portátil, una cámara de fotos y dinero.

Más de 20 zulos desmantelados

En 2009 los operativos de la Policía permitieron el desmantelamiento de buena parte de la estructura logística de la banda terrorista ETA con la localización de más de una veintena de depósitos y la incautación de numerosos materiales, entre ellos más de 1,3 toneladas de explosivos y varias decenas de armas.

La operación más importante contra la logística del aparato militar de ETA fue la desarrollada el pasado mes de agosto, que permitió la detención de tres responsables de la estructura operativa de la banda, Aitzol Etxaburru, Alberto Machain y Andoni Sarasola y la localización de 14 depósitos con armas y explosivos.