Problemas de tráfico por la nieve
Un vehículo permanece en el arcén de la M-50 (Madrid) después de salirse de la carretera a causa de la nieve acumulada. Víctor Lerena / EFE

Las nevadas y el frío siguen provocando problemas en gran parte de la Península Ibérica en el transporte y en los desplazamientos por tierra y aire, a lo que se añaden el hielo que se ha producido por el fuerte frío de la madrugada.

El temporal tiende a remitir pero todavía este lunes hay 34 provincias con alertas meterológicas. La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) mantiene la alerta naranja (riesgo importante) por las bajas temperaturas en Asturias, Cantabria, las tres provincias vascas, Navarra, La Rioja, Huesca, Teruel, Lleida, Girona, Barcelona, León, Palencia, Burgos, Soria y Murcia, por fuertes nevadas.

En alerta amarilla (riesgo) están las provincias de Lugo, Ourense, Zaragoza, Salamanca, Segovia, Ávila y Tarragona (por bajas temperaturas); Madrid, Valencia y Castellón (por bajas temperaturas y nieve); Alicante, Guadalajara, Toledo, Cuenca, Ciudad Real y Albacete (por nieve); y el litoral de Cádiz y Ceuta (por lluvias y fuertes vientos).

No coger el coche si no es necesario

El Ministerio de Fomento recomendó este domingo precaución a los conductores que se vean obligados a usar sus vehículos en las zonas afectadas por el temporal y el uso de los transportes públicos en las grandes ciudades ante el regreso del horario laboral a partir de mañana.

Más allá ha ido el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha recomendado "precaución" respecto al temporal e incluso ha dicho que si los ciudadanos pueden no coger el coche, "mejor", debido a las lluvias y nieves caídas y al hielo.

Problemas en las carreteras

A esta hora de la mañana, la Dirección General de Tráfico (DGT) informa de dos carreteras cortadas, una en Teruel (N-232 en Monrollo) y otra en Zaragoza (la N-330 en Paniza).

Hay dos carreteras cortadas y tres puertos cerrados en la red principal Con tráfico restringido el tráfico de camiones y necesidad de cadenas para el resto de vehículos en la N-330 en Requena (Valencia), la A-23 (en Jérica, Castellón), en Albacete (la N-301 en la capital, y la N-310 en Villarobledo); y en Teruel la N-211, la N-232 y la N-420, y en la capital la A-23, la N-234 y la N-330.

Hay tres puertos cerrados en la red principal Torremiró (Teruel), Santjus y el Esquinazo (Castellón). Y son necesarias las cadenas en Pontón (León), San Glorio y el Pozazal (Cantabria).

Aún así todas estas complicaciones son en la red principal, la red secundaria de carreteras puede llegar a sufrir muchos más problemas de tráfico.

Los usuarios están recurriendo en masa a Internet para consultar el estado de carreteras lo que está provocando problemas en la web de la DGT.  En algunos casos, la web no carga y manda mensajes como "en este momento estamos experimentando dificultades técnicas" y "se ha alcanzado el número máximo de accesos (30.000/minuto), por favor inténtelo pasados 3 minutos".

Problemas en Madrid

Tras la gran nevada que sufrió la región madrileña en la noche del domingo, es complicado circular por las carreteras de la capital y su comunidad. Por ello, se han abierto los peajes de las radiales de siete de la mañana a nueve.

Los trenes de Cercanías están funcionando con relativa normalidad, aunque se están produciendo retrasos, de hasta veinte minutos en algunas líneas.

El Gobierno, además, ha autorizado la intervención del Ejército para despejar las carreteras en Madrid. La Unidad Militar de Emergencia (UME) ha actuado en Móstoles y Leganés.

Todas estas complicaciones han provocado que los colegios madrileños suspendan las clases, aunque los centros abrirán por si hubiera alumnos que acudieran.

Retrasos en Barajas

El aeropuerto de Madrid Barajas está registrando retrasos y la base de Torrejón cerró anoche. La peor parte de los retrasos en el aeropuerto madrileño se la llevan los vuelos nacionales que están sufriendo horas de retrasos. Además, Barajas está reportando esta manaña "baja visibilidad por niebla", según ha informado AENA. De momento, se han cancelado unos 60 vuelos.

El tráfico ferroviario está funcionando con relativa normalidad aunque acumulando retrasos. El mal tiempo sí que está provocando limitaciones de velocidad en algunos tramos de las líneas de alta velocidad, lo que está provocando retrasos de entre 30 y 20 minutos en los AVE , según ha confirmado Renfe a 20minutos.es. En los trenes más regionales sí hay cancelaciones, sobre todo en zonas de León, Pamplona y Navarra.