Embajada de Estados Unidos en Yemen
Foto de archivo tomada el 18 de septiembre de 2008 de varios soldados yemeníes mientras vigilan delante del acceso principal de la embajada estadounidense en Saná (Yemen). Y. H. / EFE

España, Estados Unidos y Reino Unido han procedido este domingo a aplicar medidas restrictivas en sus respectivas embajadas en Yemen ante las continuas amenazas de Al Qaeda en la península arábiga. En concreto, España ha restringido la atención al público, aunque la actividad sigue. La Embajada de España en Yemen se mantiene "abierta y operativa", aunque se ha restringido por el momento el acceso al edificio por razones de seguridad, han informado a 20minutos.es a las 14.30 horas fuentes del Ministerio de Asuntos Exteriores. España ha decidido que su representación diplomática en Saná siga en funcionamiento, frente a la decisión de Estados Unidos y Reino Unido de cerrar sus respectivas embajadas por las amenazas de ataques terroristas por parte de Al Qaeda contra intereses de estos países.

Sede abierta desde abril de 2006

Al frente de la Embajada española está el encargado de negocios, puesto que el embajador, Marcos Vega, se encuentra en España por motivos personales, según las fuentes. En la legación diplomática hay otro diplomático y media docena de empleados. España inauguró su embajada en Yemen -país situado al sur de la península de Arabia- en abril de 2006.

Recibimos un mensaje de la embajada al móvil a primera hora de la mañana en el que nos pedían que no fuéramos hoy al trabajo, dice un funcionario estadounidense La legación diplomática de Estados Unidos informa en un comunicado en su página web del cierre de puertas, aunque no aclara por cuántos días. Asimismo la nota apunta que el día 31 de diciembre el Gobierno de Estados Unidos recordó a sus ciudadanos que en este país árabe existe una amenaza continua de ataques terroristas y de violencia contra personas e intereses estadounidenses.

"La embajada de EEUU recuerda a sus ciudadanos que deben mantener un nivel alto de alerta y que deben poner en práctica medidas de seguridad", dice la nota. La institución pidió hoy a sus empleados mediante un mensaje de texto que permanezcan en sus casas durante la jornada, según dijo a Efe uno de ellos. "Recibimos un mensaje de la embajada a través del móvil a primera hora de la mañana en el que nos pedían que no fuéramos hoy al trabajo", dijo a Efe uno de los funcionarios que prefirió no revelar su identidad.

Este sábado el jefe del Mando Conjunto Central del Ejército de EEUU, general David Petraeus, llegó a Yemen para reunirse con las autoridades del país, un día después de que anunciara su intención de reforzar la asistencia militar al Gobierno de Saná. El día de Navidad un terrorista intentó explotar un avión civil con destino a Detroit y confesó posteriormente que había recibido entrenamiento en Yemen. El presidente de EEUU, Barack Obama, atribuyó este sábado a la rama yemení de Al Qaeda el intento del joven nigeriano de detonar explosivos a bordo de un avión comercial el día de Navidad.

Por su parte, una portavoz del Foreign Office británico señaló que se ha tomado la decisión a raíz de la amenaza detectada por EEUU y en las próximas horas "se analizará la conveniencia de reabrir o no la embajada mañana". Este domingo se anunció también que el Reino Unido y Estados Unidos han acordado financiar conjuntamente una unidad antiterrorista en Yemen, así como aumentar sus esfuerzos para combatir el extremismo. El próximo 28 de enero se celebrará en Londres una conferencia internacional para tratar sobre el radicalismo islamista en ese país.

País de alto riesgo

Yemen está catalogado como un país de alto riesgo por el Ministerio de Asuntos Exteriores desde que ocho turistas españoles fallecieron en un atentado cometido por Al Qaeda en julio de 2007. Este ataque llevó a Exteriores a recomendar que no se viajara a este país ante el elevado riesgo de atentados terroristas indiscriminados en todo su territorio y, en especial, en la capital, Saná. Siete de los ocho españoles perdieron la vida en el mismo atentado y días después murió otra de las integrantes del grupo. En este país asiático residen de forma permanente una veintena de españoles, según datos de Exteriores.