Such señaló que desde el Gobierno valenciano "se garantiza la asistencia y protección de las mujeres con dificultades sociales, entre las que se encuentran las víctimas de violencia de género y las madres gestantes sin recursos". Asimismo, añadió que el ingreso en una casa de acogida "es un recurso de urgencia y estamos adoptando todas las medidas oportunas para que las mujeres no tengan que llegar a esta situación".

Los 19 centros residenciales de los que dispone la Conselleria de Bienestar Social para estas mujeres se dividen en tres tipos: centros de corta estancia para mujeres en situación de emergencia, casas de acogida, y viviendas tuteladas. Para la financiación de estos recursos, el presupuesto de la Conselleria para 2009 destina más de tres millones de euros.

Such destacó entre las prestaciones que ofrecen dichos centros, la asistencia integral, los servicios de carácter residencial como alojamiento y manutención, el tratamiento especializado, la organización de actividades de convivencia, cooperación y autoayuda, el apoyo psicosocial, el asesoramiento jurídico y el seguimiento post-institucional.

La consellera de Bienestar Social destacó la amplia red de servicios y recursos puesta en marcha desde la Generalitat Valenciana para la asistencia y protección de este colectivo de mujeres. Entre ellos, ha subrayado documentos como el Plan de Igualdad entre Hombres y Mujeres (PIO) , la ambiciosa Ley de Igualdad y la red de Centros Infodona.

Asimismo, entre las medidas más efectivas para atender a las víctimas de la violencia contra la mujer, resaltó los Centros Mujer 24 horas y el sistema de telealarmas, "que ofrece a estas mujeres la garantía de que en una situación de peligro, entran en funcionamiento una serie de mecanismos de protección que les da tranquilidad y seguridad".

Consulta aquí más noticias de Valencia.