El temporal de lluvia y viento que azota a la provincia de Málaga desde los últimos días ha obligado a que 12 equipos de la Junta de Andalucía, con sus respectivas máquinas, estén trabajando para devolver la normalidad a las carreteras autonómicas afectadas, especialmente en la comarca de la Axarquía, donde se encuentra la mitad de los servicios puestos en marcha.

La delegada provincial de Obras Públicas y Transportes de la Junta, Dolores Fernández, informó de que, debido a las fuertes lluvias y el viento, durante estos días hay más de 60 personas trabajando para hacer frente a las emergencias que surjan en las carreteras de ámbito regional y mantener su viabilidad.

Las carreteras están afectadas especialmente por acumulación de balsas de agua y por desprendimientos de tierra y rocas, según señaló a Europa Press la representante del Gobierno andaluz, quien precisó que la pasada noche fue "especialmente dura" para la Axarquía.

Carreteras cortadas

De hecho, permanece cortada la A-7205, que comunica el núcleo veleño de Trapiche con La Viñuela, a la altura del kilómetro 13, cerca de Vélez-Málaga, debido a la existencia de una gran balsa de agua que impide el paso de los vehículos, y en el siete por el desprendimiento de rocas.

En el caso de esta última incidencia, la delegada de Obras Públicas y Transportes explicó que habrá que esperar al lunes para empezar a retirar la gran masa de rocas existente, que corre el riesgo de caer sobre la carretera, habiendo que colocar una escollera.

Por su parte, en la A-356, la Carretera del Arco, a la altura del kilómetro 38, también en la Axarquía, cayó una piedra de grandes dimensiones, que ocupa totalmente el arcén y parte de un carril, por lo que éste tuvo que ser cortado al tráfico, dando paso alternativo por el otro.

La responsable de Obras Públicas y Transportes indicó que las lluvias de la pasada noche también ocasionaron incidencias en la A-374, en Montecorto (Ronda); en la A-369 a la altura de Algatocín, y en vías del Valle del Guadalhorce, debido a balsas de agua y desprendimientos de rocas y barro, aspectos, no obstante, que ya fueron solucionados.

Consulta aquí más noticias de Málaga.