Según dicho informe, recogido por Europa Press, en octubre, los valores más bajos se observaban en áreas centrales de ambas Castillas, sureste de Madrid, centro de Aragón y algunas áreas del sur de Extremadura, bajo Guadalquivir y extremo oriental de Andalucía

En contraposición, los valores más elevados del índice de vegetación se presentaban en las regiones cantábricas, especialmente en Cantabria, así como en el norte de Navarra, nordeste de Cataluña y sierra de Grazalema (Cádiz).

El informe pone de manifiesto que a lo largo del mes de octubre se ha iniciado una apreciable recuperación de los valores de los índices de vegetación en las zonas próximas al litoral cantábrico, especialmente intensa en el cantábrico oriental y en el norte de Lugo. También, aunque en menor medida, han aumentado en la mayor parte de las regiones del centro y mitad sur peninsular.

Por el contrario, han descendido en el centro y sur de Galicia y en la mitad norte de Castilla y León, siendo el descenso más acusado en áreas de las provincias de León y Pontevedra.

Humedad del suelo

Por otro lado, al término del pasado mes de octubre, los suelos se encontraban considerablemente secos en la mayor parte de España, afectando ello en mayor medida a gran parte de la mitad oriental de la España peninsular, algunas áreas del centro y suroeste de la misma y a la mayor parte de Canarias, donde los índices de humedad edáfica presentaban valores sumamente bajos.

Solamente en Galicia, gran parte de la vertiente cantábrica, una amplia franja pirenaica, un área en torno a parte del litoral levantino y Baleares, los suelos mostraban índices de humedad más o menos notables, llegando, incluso, a encontrarse muy húmedos en la mitad occidental de Galicia, puntos del litoral oriental de Cantabria, tercio norte del País Vasco y Pirineos navarro y aragonés.

Por otra parte, en el conjunto del mes, los índices de humedad de los suelos aumentaron, en diversa medida, en la mayor parte de España, habiéndolo hecho notablemente en gran parte del cuadrante noroeste peninsular y de Cataluña, así como en áreas del norte de Aragón y Navarra, y de forma especialmente acusada en la mayor parte de Galicia.

En cambio, en gran parte del tercio oriental peninsular, Andalucía oriental y ambos archipiélagos, los índices de humedad edáfica disminuyeron, habiéndolo hecho en mayor medida en amplias franjas en torno a los litorales del Levante y Sudeste, así como en gran parte de la isla de Mallorca.

Consulta aquí más noticias de Badajoz.