La avenida Sobrarbe, que está delimitada por fachadas en la margen derecha y un muro de contención a la izquierda, cuenta en estos momentos con una calzada de 8 metros pero al llegar el cruce con la avenida Aragón la anchura de la travesía pasa a 6,5 metros y una acera de 1 metro de ancho.

En el segundo tramo de la travesía que cruza la capital del Sobrarbe, el que corresponde con la Avenida Pirenaica de la localidad, su calzada es de 8 metros y no cuenta con aceras en la última parte de la travesía.

Las actuaciones que se van a llevar a cabo incluyen la urbanización de la travesía, por lo que la Avenida Sobrarbe y Pirenaica tendrán viales de doble sentido de circulación con carriles de 3,50 metros de ancho cada uno y unas aceras con 2 metros de ancho.

La intersección de la Avenida Sobrarbe con la Avenida Aragón se resolverá con una glorieta mientras que el último tramo de la Avenida Pirenaica dispondrá de una pequeña área de recreo, explica el Gobierno aragonés en un comunicado.

Otra de las actuaciones será la ampliación del puente sobre el río Ara, para poder permitir el tránsito de peatones y vehículos de forma segura. La plataforma del puente será de 12 metros y tendrá una calzada de 2 carriles de 3,5 cada uno y unas aceras de 2 metros de ancho. Por último, se realizará la renovación de servidos como la red de abastecimiento, telecomunicaciones, aguas y la red de alumbrado.

Consulta aquí más noticias de Huesca.