Una patrulla de Prevención de la comisaría de Estella de la Policía Foral se encargó de elaborar las diligencias y de estudiar las causas de lo ocurrido, aunque todo apunta a que la lluvia y el temporal del mes de diciembre han sido un factor determinante, según informó el Ejecutivo foral en un comunicado.

La sala de emergencias del 112 SOS Navarra recibió la llamada de aviso a las 7:40 horas e inmediatamente movilizó a siete efectivos del Servicio de Bomberos del Gobierno de Navarra pertenecientes al parque comarcal de Lodosa, que estuvieron trabajando en el lugar de los hechos durante más de tres horas. Los servicios de emergencias apuntalaron la casa y acordonaron el área a la espera de que el lunes personal del Ayuntamiento de Lodosa realice una valoración técnica.

El derrumbe del tejado de la vivienda no sólo provocó daños en el inmueble, sino también en un coche que estaba aparcado en la calle justo al lado del número 30. Además, el desplome ha afectado al tendido eléctrico y los bomberos también se han encargado de asegurar el cableado. Mientras han realizado esta tarea se ha cortado el suministro en la calle pero poco después se ha restablecido.

Consulta aquí más noticias de Navarra.