Precisó que la actividad "no es el típico Belén viviente que durante estas fechas se repite en múltiples localidades de la geografía riojana", sino que "por una tarde, nos convertimos en Belén". Una iniciativa en la que participan unas 300 personas.

Para ello, desde las 17.00 y hasta las 20.30 horas, habrá varios talleres, de pan, flores de arcilla, sal o complementos de abalorios, a lo que se sumarán diversas degustaciones. Patatas y ajos asados, chocolate, choricillo, morcilla, queso o sopas de ajo y croquetas, serán algunas de los productos típicos riojanos que los visitantes podrán degustar.

Vitoria matizó que "no se trata de un mercado", ya que "no se vende nada, sino que si uno queda satisfecho con lo que allí ve, aportará su voluntad para poder comenzar a pensar en la V Edición". Reseñó que la actividad cuenta con el apoyo económico del Gobierno riojano, del Ayuntamiento de Grañón, y Parroquia de San Juan Bautista, a los que se suman una larga lista de colaboradores.

Además apuntó que desde el pasado verano se está vendiendo también Lotería para el Sorteo de Navidad con la aportación de un donativo para sufragar gastos.

Al final de la tarde, habrá una representación teatral del Misterio de la Navidad, y como colofón a una tarde mágica, tendrá lugar un Castillo de Fuegos Artificiales. Este año como novedad, la tarde estará amenizada por un grupo riojano de animación de calle, concluyó Vitoria.

Consulta aquí más noticias de La Rioja.