Sotoca, quien realizó estas declaraciones en una jornada sobre RSE organizada por Croem hace unos días, explicó que la Responsabilidad Social Empresarial se está convirtiendo en "factor clave para afrontar con éxito los proyectos empresariales", al tiempo que subrayó la oportunidad que supone para la pequeña y mediana empresa.

Al respecto, indicó que se trata de poner en marcha "políticas empresariales que apuesten por maximizar los resultados económicos a largo plazo, pero también por minimizar el impacto que los procesos productivos puedan tener en el medio ambiente y, desde luego, por promover el bienestar de los trabajadores y de la sociedad donde está ubicada la empresa".

En este sentido, lanzó un doble mensaje a los empresarios. Así, por un lado, apuntó que la RSE "no es una cuestión de las grandes multinacionales, sino que está al alcance de cualquier tipo de empresas" y, por el otro, comentó que "precisamente en estos momentos de crisis económica apostar por la RSE es apostar por un elemento diferenciador de competitividad y de innovación".

La Responsabilidad Social Empresarial puede definirse como la contribución activa y voluntaria al mejoramiento social, económico y ambiental por parte de las empresas, generalmente con el objetivo de mejorar su situación competitiva y valorativa y su valor añadido.

En la actualidad la Responsabilidad Social Empresarial se ha convertido en una de las claves de gestión para la empresa del siglo XXI. Por ello, desde la patronal murciana Croem se impulsan y promocionar prácticas y acciones de RSE enmarcadas en una estrategia compartida de crecimiento económico, progreso social y desarrollo sostenible.

De hecho, Croem posee un apartado en su web dedicado a la de RSE, a modo de herramienta útil que proporcione información rigurosa y relevante sobre la actualidad de la Responsabilidad Social Empresarial en todas sus dimensiones.

Consulta aquí más noticias de Murcia.