Los malagueños han formalizado hasta el momento más de 2,6 millones de citas con su médico de familia o su pediatra a través de Internet, un servicio que la Consejería de Salud puso en marcha en mayo de 2006. En el caso concreto de 2009, los ciudadanos de la provincia de Málaga fueron los andaluces que más utilizaron este sistema.

La provincia de Málaga concentró durante el presente año el 14,31 por ciento de las citas pedidas en toda Andalucía, seguida por Cádiz, con un 13,37 por ciento, y Córdoba, con un 12,26 por ciento, según informaron a Europa Press desde la Delegación Provincial de Salud de la Junta, que añadieron que la media andaluza se sitúa en el 11,66 por ciento.

El Distrito Sanitario Málaga, que comprende la capital y Rincón de la Victoria, es el que concentra a más usuarios que hacen uso de la red para solicitar cita. A éste le sigue el Distrito Costa del Sol, al que están adscritos municipios como Torremolinos, Benalmádena, Marbella, Ojén, Mijas, Fuengirola, Estepona, Casares y Manilva.

A través de Internet, los ciudadanos pueden gestionar el día y la hora de consulta en atención primaria, las 24 horas de los 365 días del año. Los usuarios acceden a este servicio mediante las páginas web de la Consejería de Salud (www.juntadeandalucia.es/salud) y del portal del Servicio Andaluz de Salud (SAS) (www.juntadeandalucia.es/servicioandaluzdesalud), donde se enlaza a la oficina virtual 'Inters@s'.

Cuando el usuario entra en la página, debe identificarse con su DNI y el número de su tarjeta sanitaria, tras lo que puede elegir el día y la hora que más le convenga de los que no estén ya ocupados. La Consejería de Salud optó por Internet por tratarse de una herramienta útil y ágil para ahorrar molestias a los ciudadanos cuando necesitan pedir una cita médica.

El ciudadano cuenta con distintas alternativas para solicitar citas con médicos de cabecera y pediatras y que, además de Internet, son el teléfono, acudir personalmente al centro de salud o el envío de mensajes SMS.

Consulta aquí más noticias de Málaga.