El Senado de EE UU aprueba la reforma sanitaria propuesta por Barack Obama

  • Busca ampliar la cobertura médica a 30 millones de estadounidenses.
  • El presidente de EE UU califica de "histórico" el voto.
  • 60 votos fueron a favor de la reforma, frente a 39 en contra.
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama.
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama.
REUTERS

El Senado de Estados Unidos aprobó este jueves el proyecto de ley de reforma sanitaria, en lo que se supone una victoria para el presidente Barack Obama, quien calificó el voto como "histórico".

EE UU está "finalmente listo para cumplir la promesa" de cambiar un sistema con problemas, indicó Obama, quien dijo esperar que la Cámara de Representantes y el Senado lleguen pronto a un acuerdo sobre armonización de las versiones de cada cámara del proyecto para que él pueda promulgar la ley.

Obama, quien pronunció unas palabras desde la Casa Blanca, se refirió a la iniciativa como "la legislación más importante" desde la aprobación del sistema de seguridad social en 1930.

Medidas severas

El presidente de EE UU insistió en que la medida aprobada por el Senado incluye las "medidas más severas de la historia" para frenar los abusos del sector de seguros y aseguró que tras esta votación el país está "increíblemente cerca" de lograr que la cobertura médica sea asequible para la mayoría de los ciudadanos.

Además, expresó su deseo de que el 2010 sea "finalmente" el año en el que se reformó el sistema de cobertura sanitaria del país.

El proyecto, impulsado por los demócratas, se aprobó con 60 votos a favor (58 demócratas y dos senadores independientes) y 39 en contra (republicanos) y la reforma busca ampliar la cobertura sanitaria a 30 millones de estadounidenses.

La aprobación llega tras meses de un acalorado debate en el Congreso sobre la citada reforma. El vicepresidente de EE UU, Joe Biden, presidió la sesión.

46,3 millones de estadounidenses carecían de seguro médico

El voto de este jueves no da el asunto por zanjado, ya que será necesario armonizar la versión del Senado con la que ya aprobó la Cámara de Representantes el pasado 7 de noviembre. A diferencia de otros países desarrollados Estados Unidos carece de un sistema de cobertura médica universal.

El censo estadounidense calcula que unos 46,3 millones de los 300 millones de estadounidenses carecían de seguro médico en el año 2008. A eso se suma el fuerte incremento en los costes sanitarios, ya que EE UU destina alrededor del 16,2 % del Producto Interior Bruto (PIB) a gastos sanitarios, casi el doble que la media de países desarrollados.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento