'Dejadnos solos'
Uno de los grupos de niños de 'Dejadnos solos'. TELECINCO

El programa Dejadnos solos, el nuevo espacio de Telecinco, cuyos protagonistas son niños de entre 10 y 12 años, se estrena esta noche (21.45 h).  La cadena asegura que se trata de un formato familiar, que propone la convivencia por separado y sin la tutela directa de adultos de dos grupos de niños, uno integrado sólo por chicos y otro sólo por chicas, con ocho componentes en cada uno de ellos.

Ante las suspicacias generadas por la participación de los niños, Telecinco adelanta que la Fiscalía de Menores de la Comunidad de Madrid está al corriente de los contenidos y de la mecánica del programa, que cuenta con la autorización de los padres. Además, aclaran que la grabación ha estado permanentemente supervisada por los propios progenitores, un grupo de monitores y un equipo de expertos en Psicología y Educación.

Dejadnos solos pretende mostrar las pautas de comportamiento, el nivel de disciplina, las habilidades y las reacciones ante la toma de decisiones de los integrantes de los dos grupos, que han vivido cada uno en una casa durante 10 días en un entorno rodeado de naturaleza.

<p>Paz Padilla</p>Paz Padilla, que ya ha demostrado su empatía con los niños en anteriores trabajos en el medio televisivo, será la encargada de introducir a los espectadores en las distintas etapas de esta experiencia y subrayar las reacciones más notables de sus 16 protagonistas.

Tras su emisión a principios de este año en Gran Bretaña a través de Channel 4, Telecinco es la primera cadena que adapta el formato original británico, Boys and girls alone, en colaboración con Zeppelin TV. En Reino Unido y Estados unidos, donde se han emitido formatos similares, se despertó una fuerte polémica.

La cadena prefiere denominar el formato como docushow dado que no se ha desarrollado bajo las características propias de un concurso o un reality, al no existir un premio final, nominaciones ni expulsiones.

Así, el espacio pretende enseñar a los espectadores qué valores y costumbres de la sociedad actual han asimilado hasta este momento de sus vidas: sus niveles de madurez, responsabilidad, improvisación e imaginación se han hecho visibles cuando se han enfrentado a la realización de tareas básicas para su cuidado personal, el mantenimiento de la casa y la buena marcha de la convivencia sin la ayuda de los adultos.

En el transcurso de esta experiencia han tenido que asumir diversas tareas, como cocinar, organizar y lavar su ropa y ocuparse de la limpieza de la casa y su higiene personal, entre otros cometidos. Además, el programa también les ha planteado otros retos para comprobar cómo afrontaban nuevas situaciones, como administrar el presupuesto para hacer la compra, pintar la casa u organizar una excursión.