La nieve caída en Fraga no provoca incidentes graves en las calles de la ciudad

La primera nevada de la temporada caída en la localidad oscense de Fraga no ha provocado incidentes de importancia en las calles de la ciudad, aunque sí que ha obligado a movilizar a la Policía Municipal, los Bomberos del Bajo Cinca y la Brigada Municipal, que han esparcido por las calles de la ciudad unos 250 kilos de sal entre las 8.00 y las 11.00 horas, para eliminar la nieve y evitar la formación de hielo.

Según ha informado el Ayuntamiento de Fraga, se ha vertido sal en el Camino de la Concepción; las rotondas del puente de la antigua N-II; los accesos al centro de salud; la subida a Miralsot; las rotondas del Puente Pequeño, y el tramo de la antigua N-II comprendido entre el hotel Sorolla y el cementerio, que se ha cerrado al tráfico por la acumulación de nieve.

Además, se ha distribuido sal en los accesos al colegio 'Miguel Servet', un punto en el que un vehículo particular ha patinado y obstaculizado el tráfico en torno a las 9.00 horas. Dicho vehículo ha complicado el acceso del autobús escolar al centro, aunque en todas las escuelas de la ciudad las clases se han desarrollado con normalidad.

En total, el vertido de sal ha hecho necesaria la movilización de dos equipos de operarios, uno dependiente de los Bomberos del Bajo Cinca y el otro del Ayuntamiento.

Asimismo, varios agentes de la Policía Municipal han controlado el tráfico en las rotondas del Hotel Sorolla y de la carretera de Seròs para impedir el paso de vehículos hasta que los equipos movilizados han eliminado la nieve acumulada y se ha podido volver a abrir a la circulación el tramo de la antigua N-II que se había cerrado. El dispositivo se ha desmontado en torno a las 11.00 horas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento