Minutos antes del inicio del partido entre el FC Barcelona y el Osasuna del sábado, la Coordinadora de Asociaciones por la Lengua Catalana colocó sobre el césped una pancarta en la que la Comunidad Valenciana quedaba incluida dentro de los denominados Paisos Catalans, junto a Cataluña y Baleares.

Camps advirtió este lunes que también exigirá "respuestas contundentes y claras" además de "responsabilidades", porque "alguien tiene que responder respecto a esa afrenta tan grande a la Constitución española y a los sentimientos más profundos del pueblo valenciano".

El presidente exigió a la Liga de Fútbol Profesional y a la FORTA que eviten un acto como el desarrollado el pasado sábado en el Camp Nou "para que no vuelva a ocurrir, e incluso se reprenda formalmente a quienes permitieron que en plena retransmisión en directo se produjeran hechos tan lamentables".

El secretario general del PSPV-PSOE, Joan Ignasi Pla, calificó de "ofensa y agravio" a los valencianos lo ocurrido en el Camp Nou y expresó el "respaldo y el apoyo" de su formación al Gobierno de la Generalitat "en la defensa de la identidad valenciana", aunque instó a sus responsables a hacerlo evitando el "partidismo".

Es inadmisible que se aproveche un acontecimiento deportivo para confrontar y dividir

El socialista calificó de "inadmisible" el que se aproveche "un acontecimiento deportivo, que tendría que servir para unir y fomentar valores, para confrontar y para dividir".

El portavoz de PP en las Cortes Valencianas, Serafín Castellano, se sumó a las críticas y anunció la presentación de una proposición no de ley para que el Parlamento autonómico rechace la exhibición de la pancarta.

No todos están de acuerdo en Valencia

La formación de EU-l'Entesa fue la única con representación en el Parlamento valenciano que no apoyó las críticas contra el acto del Camp Nou, y por contra su portavoz en las Cortes, Joan Ribó, acusó al portavoz del Consell, Esteban González Pons, de haber hecho "una apología de la violencia" en sus declaraciones del domingo, donde comparaba a Cataluña con la Alemania nazi.

Ribó denunció la actitud del Consell de intentar utilizar este acto "como una herramienta más de su campaña" y reivindicó la unidad de la lengua y un esfuerzo para que se separe este tema de los elementos que son netamente políticos.

La Coordinadora de Asociaciones por la Lengua Catalana (CAL), organizadora del acto, también expresó su "rechazo" a lo que ha calificado como "declaraciones incendiarias de algunos representantes del Gobierno valenciano".