Famosos en rehabilitación
De izquierda a derecha, Eva Mendes, Ben Affleck, Kirsten Dunst y Naomi Campbell. ARCHIVO

Las drogas parecen ser una de las principales amenazas del star system, y son muchos los casos de famosos que han tenido que pasar por centros de rehabilitación.

A punto de acabar el año, es tiempo de hacer un repaso y recordar a las 'celebrities' que han conseguido olvidarse de las drogas, relanzando así sus carreras y luciendo hoy un físico aún más espectacular que en aquellas oscuras etapas de su pasado.

El atractivo actor ingresó en un centro en el año 2001 para acabar con su adicción al alcohol. Ocho años después, Affleck parece otro. Padre de dos niñas, fruto de su relación con la también actriz Jennifer Garner, el actor tiene claras cuáles son sus prioridades ahora.

La top model ha protagonizado numerosas polémicas. Su fuerte carácter y sus adicciones le han ocasionado más de un problema. Sin embargo, ahora la modelo se esfuerza por reparar sus errores, y aunque el tema del carácter parece que le cuesta algo más controlarlo, en lo que respecta a las drogas, ya pasó una temporada en rehabilitación.

Ahora el actor se encuentra en lo más alto de su carrera cinematográfica, con Sherlock Holmes e Iron Man 2 pendientes de estreno; sin embargo, hace unos años sus detenciones por consumo de drogas y sus constantes entradas en centros de rehabilitación, eran más que habituales.

La joven actriz pasó una temporada en el centro especializado Cirque Lodge, al este de Utah, debido a una depresión y no al consumo de drogas, según ella misma explicó.

Al igual que Dunst, Eva Mendes también ingresó en el centro Cirque Lodge. Después de su rehabilitación, la guapa actriz se muestra mucho más radiante, acaparando las miradas de todos en la alfombra roja.

El cantante contó con el apoyo incondicional de su mujer, la actriz Nicole Kidman, cuando decidió someterse a un tratamiento de desintoxicación en el año 2006. Hoy su estilo de vida, apartado de cualquier exceso, difiere mucho del que llevaba en el pasado, y el gimnasio ha pasado a ser parte de su rutina diaria.

Y las que no lo han conseguido...

La infancia de la actriz, que se hizo famosa gracias al film E.T., el extraterrestre, fue dura, hasta el punto de que Barrymore comenzó muy pronto a consumir drogas. Antes de los 15 años, ya había ingresado en un centro de rehabilitación en dos ocasiones. Hace unos meses concedió una entrevista en la que confesó no estar "limpia" todavía.

Los problemas de adicción de la joven actriz son de sobra conocidos. Lohan ya ha pasado temporadas en centros de rehabilitación, aunque, recientemente, una jueza amplió un año su libertad condicional, por no acudir, precisamente, a un programa de desintoxicación que se le había impuesto.