Una juez autoriza que dos niños regresen con su padre acusado de maltrato

  • Un juzgado contra la violencia reconoce el peligro psicológico
  • Sin embargo, no evita el retorno de los menores a Bélgica.
  • Un juez belga falla en contra de la madre: "España es un país inferior a Bélgica. Albacete es una ciudad peligrosa".
detalla: «España es un país inferior a Bélgica» y «Albacete es una ciudad del sur grande y peligrosa».
Cándida, acompañada de sus hijos.
Cándida, acompañada de sus hijos.
ARCHIVO

La historia arranca en Bélgica. Cándida Martínez viaja en 1996 a la ciudad flamenca de Lovaina para dar clases en la universidad. Se enamora, se casa, tiene dos hijos y se separa. Víctima de maltrato psicológico conyugal y agotada anímicamente, pide una excedencia y  en el año 2008 decide regresar a España. Solicita la custodia de los niños y un juez belga falla en su contra. La sentencia detalla: "España es un país inferior a Bélgica" y "Albacete es una ciudad del sur grande y peligrosa".

Regresa a España. Sola, destrozada, pero convencida. Recibe ayuda psicológica para superar la angustia crónica que padece tras años de "maltrato psicológico" y sus hijos viajan a Albacete en fiestas y época estival. Hasta este verano. El deterioro psíquico y físico que apreció en ellos fue determinante para que Cándida tomase la decisión de no devolver a sus hijos a su domicilio paterno en Bélgica.

La mujer acude a especialistas y dos psicólogos constatan que los niños padecen trastornos psicosomáticos como resultado de un maltrato psicológico. Ella interpone una denuncia ante el Juzgado de Violencia de Albacete, el equipo psicosocial de la sala ratifica los problemas de los menores y establece medidas cautelares para evitar su regreso a Bélgica. Al mismo tiempo, el padre se querella por un delito de secuestro internacional.

Medidas incongruentes

La incongruencia se produjo el mes pasado. La jueza de violencia encargada de ratificar las medidas de protección emite dos autos contradictorios: respecto a la denuncia por secuestro, desestima el regreso de los niños a Bélgica por "peligro psicológico" y, en el auto relacionado con las medidas de protección, establece una orden de alejamiento hacia ella y decreta el regreso de los menores al país flamenco al finalizar el trimestre.

El recurso que ha interpuesto ante la Audiencia de Albacete es su última esperanza. Si el fallo es desfavorable, los niños pasarán la Nochevieja lejos de su madre.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento