Tribunales.- Juzgan a tres personas acusadas de retirar aceite y pagarlo con cheques sin fondos

La Audiencia Provincial de Jaén acogió hoy el juicio contra tres personas --un hombre, su mujer y la hermana de ésta-- acusadas de retirar aceite y pagarlo con cheques sin fondos, una estafa que, según las acusaciones, podría alcanzar los 300.000 euros con distintas cooperativas aceiteras.

En la vista, el hombre, J.C.R.Z., alegó que siempre se ha dedicado al mundo del aceite y que "nunca" antes había tenido problemas, pero que se produjo un "desfase" que achacó a cuestiones como una huelga en el sector del transporte, a que Hacienda no le pagó "casi 50 millones de pesetas" y a la diferencia de precios en el sector. Según expuso, en este contexto los bancos "se vinieron para atrás" produciéndose toda esta situación.

Así, rechazó que en el momento de retirar el aceite ya supiera que no tenía dinero para pagarlo e insistió en que hasta el momento de los hechos —en el año 2000— gestionaba sin problemas sus operaciones y que cuando compró el aceite esperaba cobrar por parte de los bancos y conseguir liquidez de otras operaciones. "Solo quería salir hacia delante y seguir funcionando", afirmó.

Además, negó que las otras dos acusadas tomaran decisión alguna en estas operaciones, insistió en que no intervinieron en ningún momento y que estaban "totalmente al margen".

Estas tres personas, J.C.R.Z, su mujer, C.G.L., y su hermana J.G.L. estaban acusadas de un delito continuado de estafa por el que el ministerio fiscal solicitaba inicialmente una pena de cinco años de cárcel.

Los hechos se desarrollaron en el año 2000, cuando los tres procesados, que eran propietarios de la empresa Gemaoliva, se dedicaron supuestamente a retirar aceite de distintas cooperativas, pagándolo con cheques sin fondos, que revendían posteriormente.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento