En Valladolid se han abandonado 223 coches en lo que va de año (264 en 2004). Una media de dos vehículos cada 3 días. El motivo es la dejadez. Suele tratarse de turismos antiguos o estropeados que ya no prestan ningún servicio a sus propietarios.

La Policía Municipal es la encargada de retirar el vehículo y estacionarlo en el parque automovilístico de La Flecha hasta que se entregan a un desguace, ahora llamados centros de descontaminación.

Todo esto se podría evitar dando de baja al vehículo, para lo que ya no es necesario realizar el papeleo en Tráfico. Con acudir a uno de estos centros de descontaminación y pagar 6,80 euros, nos gestionan todos los trámites y dan de baja nuestro coche. Si el vehículo tiene más de 15 años, la tramitación es incluso gratuita. Eso sí, no se puede llevar a cualquier desguace. Sólo a uno de los cinco que en estos momentos están autorizados en  la provincia de Valladolid. De acuerdo con los datos de la última estadística de la Jefatura de Tráfico, en Valladolid se dieron de baja 9.373 turismos en un año.

Mientras que se tarda unas horas en dar el coche de baja, retirar un vehículo abandonado  puede llevar  meses, entre los plazos de cortesía y la disponibilidad de la grúa.

Otra posibilidad, siempre que se adquiera un coche nuevo, es aprovecharse del plan prever.  Si el coche es gasolina sin catalizador nos descontarán 721 euros, si es diesel o gasolina con catalizador, pagaremos 480 euros menos.

Para tener en cuenta

Centros autorizados: Hay cinco centros homologados, según la DGT: Álvaro Antonio y Breznes Alonso (C/ General Solchaga), Desguaces Borja (Cno. Viejo de Simancas), Varela Mampodre (Zaratán), Hermanos Velázquez (Cigales) y Castaño (La Cistérniga).

Requisitos de baja: El coche debe contener el motor y la carrocería.

Documentos que hay que presentar:

1. Una solicitud de baja y la firma del titular.

2. Permiso de circulación.

3. Tarjeta inspección técnica.

4. Justificante de pago del impuesto sobre vehículos.

El Ayuntamiento se los lleva gratis

Los agentes de la Policía Local dan un plazo de siete días cuando ven un coche que puede estar abandonado. Se le pone una pegatina de aviso y se localiza al dueño para avisarle de que, o mueve el coche o se procederá a su retirada.  Si pasados 20 días el vehículo no se ha movido, avisarán a la grúa. El vehículo se lleva al parque de La Flecha y ocho meses después entregan en lote todos los abandonados a un centro de descontaminación. Aunque la multa por abandono son 60 euros, no se suelen tramitar.