La activista saharaui Aminatu Haidar fue ingresada en la madrugada de este jueves en la UVI del Hospital General de Arrecife tras ser hospitalizada a petición propia a causa de los vómitos y dolores de estómago que sufría al cumplir 32 días en huelga de hambre para pedir su regreso a El Aaiún.

Estaba grave y muy mal y no podía levantarseLa activista saharaui mantiene la huelga de hambre en el centro hospitalario, según explicó su abogada, Inés Miranda, quien aseguró que Aminatu Haidar no está siendo alimentada, sino que recibe sólo tratamiento para los dolores estomacales y abdominales que padece.

La defensora de los derechos humanos está recibiendo hidratación por vía venosa y su estado es "estable", informó este jueves en rueda de prensa la Plataforma de Apoyo a Aminatu Haidar. Además, está "lúcida y consciente", afirmó un miembro de la Plataforma.

Aminatu Haidar inició su huelga de hambre el pasado 16 de noviembre en señal de protesta para pedir ser devuelta a El Aaiún tras ser expulsada el 14 de noviembre al aeropuerto de Lanzarote por las autoridades marroquíes tras ser detenida un día antes al llegar a la capital del Sáhara Occidental.

A las 00:10 horas (horario local) de este jueves, la activista dio permiso a sus asistentes para que avisaran al 112 porque se encontraba mal y seis minutos después llegó una ambulancia medicalizada del Servicio de Urgencias Canario (SUC), que la trasladó al hospital.

Continúa con la huelga de hambre; no está habiendo nutriciónLa activista saharaui ingresó sobre las 00:30 horas en el Hospital Doctor José Molina Orozco, de la capital lanzaroteña, después de que comenzara a vomitar en el habitáculo en el que sigue la huelga de hambre.

"Estaba grave y muy mal y no podía levantarse", explicó Isemo Mussa, quien, junto a los miembros de la Plataforma de Apoyo y del colectivo saharaui, se trasladaron de inmediato al hospital.

Pasadas las dos de la madrugada, su abogada, Inés Miranda, explicó a los periodistas que Haidar "después de 31 días en huelga de hambre" había tenido "vómitos continuos, no de sangre, pero sí arcadas y abundantes vómitos".

Ha tenido vómitos continuos, no de sangre, pero sí arcadas y abundantes vómitosLa activista sufría "grandes y fuertes dolores de estómago y abdominales" y "por decisión propia", tras consultar con el doctor que la atendió hasta ahora voluntariamente, así como su abogada y la periodista y asistente personal Edi Escobar, solicitó "voluntariamente que se le calmasen esos dolores", explicó la abogada.

Por ello se decidió su ingreso hospitalario, donde el tratamiento que está recibiendo es "única y exclusivamente para paliarle los dolores que tiene", según Ines Miranda.

Su abogada subrayó que Haidar "continúa con la huelga de hambre; no está habiendo nutrición y ha sido instalada en la UVI del hospital por el estado que mantiene".

Visita de su hermana

El ingreso en el hospital se produce poco después de que su hermana, Laila Haidar, llegase en la noche del miércoles al aeropuerto de Lanzarote procedente de El Aaiún para visitar a la activista saharaui.

Fuentes de la Plataforma de Apoyo habían asegurado que la visita familiar no guardaba ninguna relación con la posible solución del conflicto, sino que desde hace tiempo la hermana de la activista quería viajar a Lanzarote.