La inmobiliaria se pronunció en estos términos después de que el titular del juzgado de lo Mercantil número 2 de Valencia haya acordado ampliar el embargo de bienes de la mercantil Immochan España S.A para cubrir los 20.263.187,4 euros —más 6.078.956,22 euros para intereses y costas— que debe abonar a Llanera Urbanismo e Inmobiliaria, su principal socio en la operación urbanística de Nou Mileni, según informó el pasado viernes el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) en un comunicado.

Inmochan tenía comprometida esta cantidad con Llanera por un contrato que debe cumplir, según estableció una sentencia condenatoria el pasado 1 de julio de 2009. No obstante, la inmobiliaria comentó que "la sentencia de 1 de julio de 2009 del juzgado de lo Mercantil número 2 de Valencia no es firme, y ha sido recurrida por Immochan", quien tiene "plena confianza" en la obtención de una resolución favorable a sus intereses en segunda instancia.

En este sentido, Immochan aseveró tener "confianza en los tribunales de justicia", y señaló que "continuará defendiendo sus derechos con todos los medios legales a su alcance y de forma responsable". Por este motivo, optó "por dejar que sean los tribunales quienes mediante sus resoluciones resuelvan las controversias que puedan existir conforme a derecho".

Immochan firmó un acuerdo con el Grupo Llanera en diciembre 2006, para "desarrollar un centro comercial al 50 por ciento en el PAI Nou Mil.leni de Catarroja", indicó. En este acuerdo, agregó, "Llanera se ocuparía del desarrollo urbanístico e Immochan del desarrollo comercial; en ningún caso, el acuerdo incluía el desarrollo de viviendas".

Además, esgrimió que "Llanera ha venido incumpliendo sus obligaciones contractuales en relación con el desarrollo urbanístico del PAI Nou Mil.leni, el cual, a día de hoy, no está aprobado, al haber sido suspendido por un auto firme del Tribunal Superior de Justicia de Valencia, de fecha 8 de octubre, imposibilitando el desarrollo de cualquier tipo de proyecto urbanístico".

"La sentencia de 1 de julio de 2009 del Juzgado de lo Mercantil numero 2 de Valencia ha condenado a Immochan a continuar con los acuerdos firmados con Llanera y al pago, a pesar de no haberse dado el objeto del negocio firmado y pese a la existencia en ese momento de dos Autos del Tribunal Superior de Justicia de Valencia que paralizaban el desarrollo del PAI Nou Mil.leni", lamentó Immochan

Por ello, insistió en que "a día de hoy" es "imposible continuar con los acuerdos por la suspensión firme del PAI Nou Mil.leni". "A pesar de todo ello, Llanera ha solicitado la ejecución de la sentencia sólo en su parte dineraria", declaró.

"Immochan ha presentado un aval bancario a primer requerimiento ajustado a derecho, por la suma total de la sentencia 26,3 millones de euros, el día 6 de octubre. A pesar de ello, el Juzgado ha continuado con los embargos", apostilló la promotora.

A su juicio, las sociedades del Grupo Llanera son "las que se han visto obligadas a acudir al concurso de acreedores" y, por tanto, son ellas "las que deben asumir las obligaciones que les correspondan en relación con el mismo —PAI Nou Mil.lenni—".

Consulta aquí más noticias de Valencia.