En un comunicado, la Fundación Uncastillo explica que la Fundación Santa María de Albarracín merece este premio, además, porque "su trabajo se ha realizado manteniendo las técnicas, los criterios y los materiales tradicionales de la zona, lo que ha contribuido a la conservación del conjunto monumental de Albarracín en toda su pureza".

La Fundación Santa María de Albarracín es una organización sin ánimo de lucro que pretende hacer de este municipio turolense un emblema cultural, "en sintonía con la excepcionalidad patrimonial y paisajística de esta ciudad".

"Es un novedoso proyecto de gestión del patrimonio, que persigue la proyección ordenada y armónica de esta singular ciudad, apoyándose para ello en la recuperación y activación cultural de su rico patrimonio", señala la Fundación Uncastillo.

La Fundación Santa María de Albarracín se creó en el año 1996, promovida por las instituciones constitutivas de su Patronato, el Gobierno de Aragón, el Obispado de Teruel y Albarracín, el Ayuntamiento de la ciudad e Ibercaja.

Se localiza en el antiguo Palacio Episcopal de la ciudad, rehabilitado por un programa previo de formación aplicada, y con el interés preferente de retomar y proyectar los resultados ejemplares de estos proyectos previos de escuelas-taller.

Entre sus objetivos destacan el desarrollo sociocultural y económico de la zona; la restauración, conservación y gestión del patrimonio cultural; la dinamización y proyección del legado cultural e histórico; y la promoción de actividades culturales y formativas diversas.

Una de las áreas más importantes de actuación de la Fundación es la restauración arquitectónica. Desde su constitución se han recuperado en conjunto nueve monumentos "de gran trascendencia" para la ciudad, la mayor parte de ellos también de responsabilidad fundacional en su gestión posterior. Son las residencias de Santa María, Pintores y Julianeta, los museos y monumentos integrantes del denominado 'Albarracín, Espacios y Tesoros', el auditorio-iglesia de Santa María y el mismo palacio de reuniones de la Fundación.

Premio fundación uncastillo

El Premio Fundación Uncastillo quiere reconocer públicamente a personas, entidades o instituciones públicas o privadas que en su trayectoria personal o profesional hayan desarrollado una actividad relevante de defensa, conservación, recuperación o difusión del patrimonio cultural aragonés.

Entre los premiados de años anteriores se encuentran: UNESCO e ICOMOS España; el arquitecto José María Valero; el antropólogo Ángel Gari Lacruz; la Asociación de Amigos del Serrablo; el director de cine y realizador Eugenio Monesma, los arquitectos Antonio Pérez y José María Sanz, o la agrupación los Músicos de su Alteza.

El premio consiste en una escultura original que reproduce una sirena que se encuentra en la portada de la iglesia de Santa María de Uncastillo, realizada por la artista Lennie Bell. La entrega del galardón tendrá lugar en Uncastillo, probablemente en el mes de marzo.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.