El Consejo de Gobierno aprobó, el pasado viernes, un decreto que servirá para regular las normas de convivencia en los centros educativos. La Región será la primera comunidad autónoma que dispone de una norma de este tipo. Esta regulación servirá también para que los alumnos se desenvuelvan mejor en sus relaciones personales. Por otra parte, el sindicato Sterm exige a la Consejería de Educación que controle la seguridad en las obras que se realizan en los colegios.