Según informó el Ejecutivo autonómico en nota de prensa, en concreto, se pedirá la aplicación inmediata del Real Decreto 170/2009 de Compensación al Transporte que contempla una subvención del 50 por ciento al traslado de este producto de las islas a la Península.

El acuerdo de Ginebra sobre el Comercio del Plátano, paralizado desde el mes de junio de 2008, y adoptado formalmente ayer por la Unión Europea y todos los países productores latinoamericanos, a los que se les está aplicando el arancel actual de 176 euros por tonelada, supondrá una reducción progresiva del mismo hasta ubicarse en 114 euros en 2017.

Por tanto, esta conclusión de las negociaciones en Ginebra dificulta el futuro del sector en Canarias, primer productor de plátanos de la Unión Europea, y el ejercicio de una actividad económica de la que directa o indirectamente dependen unos 20.000 canarios, ya que supone una perdida de competitividad en el mercado comunitario, y con ello, una merma de ingresos y expectativas para los productores.

El artículo 2 del Real Decreto sobre Compensación al Transporte exceptúa al plátano de la subvención del 50 por ciento al transporte interinsular o con destino al resto de España de productos agrícolas originarios de Canarias, si bien faculta a los ministros de Fomento y Economía y Hacienda a incorporar al plátano a este régimen de compensaciones a propuesta de la ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino.

En su disposición final primera indica que se tendrán en cuenta para ello casos en los que se hubiera producido una reducción significativa de los aranceles que protegen actualmente al plátano canario, y siempre que la situación de sus precios en los mercados tradicionales así lo aconseje.

En otro orden de cosas, y dentro de la negociación que acaba de concluir, Francia, Portugal y España -principales productores de la Unión Europea junto a Grecia y Chipre-, hicieron saber formalmente a la Comisión Europea el pasado mes de junio que las reducciones del arancel generarán una pérdida de rentas para el sector productor que sería conveniente compensar mediante un reajuste del apoyo comunitario.

Los gobiernos de estos países indicaron por carta a la comisaria Europea de Agricultura y Desarrollo Rural, Mariann Fischer Boel, que un acuerdo sobre el plátano sólo sería aceptable bajo determinadas condiciones que garanticen la supervivencia de la producción comunitaria.

Bajada progresiva

Según lo plasmado en el Acuerdo de Ginebra, la primera bajada del arancel es aplicable con efecto retroactivo a partir de ayer y hasta el 31 de diciembre de 2010 y quedará reducido a 148 euros por tonelada.

La bajada del arancel se efectuará progresivamente hasta 2017 desde los 143 euros por tonelada de 2011 a los 114 que se pagarán en 2017.

Si bien Estados Unidos no ha suscrito el acuerdo porque no es parte implicada, ha hecho pública su conformidad con el mismo en calidad de principal operador comercial de las bananas latinoamericanas con la Unión Europea, y se compromete a no presentar recurso alguno. Los países que lo han firmado son Brasil, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Perú y Venezuela

Asimismo, mediante un acuerdo complementario con los países ACP (África, Caribe y Pacífico), cuyo margen de preferencia disminuye, la Unión Europea se ha comprometido a aprobar un programa para ayudar a los principales productores de estas zonas con el fin de favorecer la adaptación de sus procesos a los cambios comerciales que conllevará el acuerdo con Latinoamérica.

Consulta aquí más noticias de Las Palmas.