La cooperativa Anecoop producirá en exclusiva una nueva variedad de clementina precoz, denominada 'Clemensoon', que ha sido testada durante cuatro años en los campos de Museros (Valencia), por lo que se prevé empezar a plantarla durante 2010, para que su comercialización comience en tres ejercicios. La compañía ha depositado "altas expectativas" en este cítrico por su capacidad para alargar el calendario de la fruta y para "enlazar" con las mandarinas de capacidad.

Así lo explicaron hoy el presidente de Anecoop, Juan Safont, y el director de general de la entidad, José María Planells, en una rueda de prensa para dar a conocer la remodelación de las instalaciones y su ampliación en 500 metros cuadrados.

La nueva variedad se adelante en no menos de diez días a la más precoz; presenta un tamaño superior, entre uno y dos puntos de calibre, al resto de variedades precoces; es la más equilibrada, con zumo abundante, y que no se seca; y tiene menos problemas vegetativos. Por lo que se refiere a la postcosecha, destaca la buena condición de la piel.

El próximo viernes está previsto que el Consejo rector de la entidad dé las instrucciones para la comercialización en exclusiva de la variedad por parte de los socios de Anecoop. En cuanto a los volúmenes de producción, Planells precisó que todavía no se han calculado, aunque explicó que, "en cualquier variedad, si no tiene una masa mínima, no sirve para nada".

Por otro lado, el presidente de la cooperativa anunció la constitución formal de una nueva empresa de Anecoop, Agricoop, en Moscú, donde ya existía anteriormente una oficina, y que persigue potenciar las relaciones con los antiguos países de la URRS, entre ellos, Rusia, Bielorrusia y Ucrania. La previsión era llegar a las 10.000 toneladas de comercialización en esta zona en 2009, aunque el director general apuntó que no se alcanzará esta cifra porque los asuntos burocráticos han retrasado un mes y medio la apertura.

Esta iniciativa se enmarca dentro de la estrategia de la empresa a favor de la concentración "no sólo de los productos, sino también de las empresas", subrayó Safont. En este sentido, ya se puso en marcha un grupo de hortalizas junto con tres cooperativas; y este año ya ha funcionado el grupo de caqui, que "ha dado resultados", a pesar de los "problemas" que ha tenido este cultivo.

Además, la cooperativa prevé su expansión hacia nuevos mercados como Singapur, o Corea, con lo que pretende consolidar su posición en el mercado internacional. En este sentido, la empresa agrupa al 10 por ciento de todas las exportaciones de cítricos del ámbito nacional, y el 11 por ciento si se tiene en cuenta únicamente las mandarinas y las naranjas.

En cuanto a la presente campaña citrícola, el director general de la cooperativa subrayó que, "si continúa así y la meteorología no gasta ninguna broma pesada, será rentable para el agricultor", a pesar de que se prevé un descenso en el volumen de comercialización.

Aumentan un 75%

Los precios

En concreto, hasta el 6 de diciembre, la cifra global de comercialización es de 145.000 toneladas, un 1,4 por ciento menos que la campaña anterior; y en cítricos, se alcanzan las 103.000 toneladas, es decir un descenso del 12,3 por ciento. No obstante, los precios, en relación a lo que recibe el agricultor, aumentan de forma considerable, un 75 por ciento en el caso de las mandarinas y un 65 por ciento para las naranjas.

Esto se produce pese a que se prevé una "merma" de las previsiones de la cosecha, debido a que la campaña pasada "se pagó muy poco y la cantidad de fruta no apta para el mercado fresco fue muy alta", lo que provocó que "la gran mayoría de los agricultores no hayan podido cubrir sus gastos".

El presidente de Anecoop coincidió en que la campaña está funcionando "bastante bien" por lo que se refiere a los precios, en comparación con el ejercicio pasado, cuando la campaña citrícola "empezó mal, tanto para mandarinas como para naranjas", aunque posteriormente se recuperó, en el caso de las mandarinas, porque las naranjas "fueron todas mal".

En el ejercicio 2009, el volumen de comercialización alcanzó las 627.000 toneladas, lo que supone un incremento del 19 por ciento; mientras que la cifra de negocio de la cooperativa fue de 450 millones de euros, un 6 por ciento más.

En cuanto a los productos comercializados, los cítricos superan el 50 por ciento (52,4%), algo que no ocurría en varios años, aunque no ocurre lo mismo con la cifra de negocio, que se sitúa en el 46,5 por ciento. El resto de las toneladas se distribuyen entre las frutas (27,7%), hortalizas (16,7%), y los vinos (3,2%).

Safont explicó que Anecoop aumentó en un 28,7 por ciento su comercialización de cítricos en la campaña 2008-2009 con lo que supera el 10 por ciento de la cuota de mercado. No obstante, el presidente de la entidad matizó que "esta situación optimista no puede enmascarar la situación del sector agrario, que se encuentra en una crisis de precios generalizada".

Consulta aquí más noticias de Valencia.